lunes, 13 de junio de 2005

Cuatro palabras tuyas
entre la acción y el tiempo.

Te resistes a mirarme
por miedo a verme
(pero me ves)

Sólo cuatro palabras
que aún conservo.

Nunca quisiste hablarme
para no quererme
(pero...)

Quiero saber de ti,
sufro por ti
y ¿qué tengo?
vació de ti
y lo que ya no recuerdas.

Pero quizá es mejor así:
sigues rodeado de misterio
y yo...
yo sigo en este mundo cero, sonriendo.

No hay comentarios: