martes, 21 de junio de 2005

CUENTO CON SINSENTIDO PARA DANI YEY

El coco normalmente sabe a poco, y esto lo defiendo en todos los terrenos (que me traigan el diccionario de la RAE, soy muy capaz de enchufárselo -en sentido metafórico-violento- a cualquiera)

Todos los peluqueros llevan un pequeño Rudoph Hess dentro: son nazis y aspiran a la perfección.

Siempre que quieres hablar de algo interesante viene alguien y te cuenta un montón de tonterías ensartadas como cuentas de collar. Y el collar te ahoga pero el otro no deja de contarte lo de su cena en un restaurante caro.

Lo de Munch, ya sabes, no es una mujer consolando a su hombre, es una pena. Pues aguanta porque hay otro: un asesino con cara de espantapájaros, no te lo debes perder.

He meditado mucho lo de la rana-hijo y pienso que es imposible que nazca con esos ojos... Ojalá.

El problema es que si todo esto es el sueño de un niño tretapléjico me parecería deleznable.

En fin, "nunc est bibendum" (miedo me da el muñecajo) Farewell, pequeño sol entre nubes, Dani Yey.

No hay comentarios: