lunes, 20 de junio de 2005

LA MUY NOBLE Y LEAL REALIDAD

Image hosted by Photobucket.com
Y no hablar, pues no hay oídos
y ver tras un cristal
cómo irían las cosas
pero cómo van.

Y la existencia mentirosa,
no ser yo, ni tú, ni nada
y dar vueltas para verse
y tener miedo de uno mismo.

Y suspirar,
como aquella bajo la torre,
"qué vida tan estúpida"
ser rebelde un instante
y volver a la leal realidad
y caer de bruces
sin luz
ni en la cabeza
ni en el cuerpo.

1 comentario:

grialita dijo...

La vida misma...así sufrimos los que VIVIMOS, peor yo no lo cambiaria por nada y tu? besotessss