miércoles, 13 de julio de 2005

EN EL ÚLTIMO MOMENTO

Siempre es un agobio hacerlo todo en el último momento. Pero... así somos y así lo hacemos el 99% de los mortales. Yo creo que nos produce gran placer hacer las cosas con el tiempo justo, quizá para no pensar demasiado en lo que hacemos. Además, sabemos que aún queda tiempo... hasta el último segundo aún queda tiempo y miramos a la Muerte a los ojos y le decimos, como don Juan: "¿un sengundo todavía?,¿tan largo me lo fiais?"

2 comentarios:

josemoya dijo...

Bueno, yo soy de los que piensan que la vida es imprevisible. Después de hacer cientos de planes que luego no llevan a nada, uno comienza a alabar las virtudes de la improvisación...

Edryas dijo...

Lo bello de la vida es que está llena de imponderables, sí señor.