sábado, 9 de julio de 2005

SITUACIÓN

Tengo miedo.

Mi nave se ha roto contra las rocas.

Ansia de eternizar lo imposible,
de hacerlo cotidiano.
Sólo porque es imposible
querer hacerlo normal.

Hay un muro que nos impide el paso.

Y recuerdo
lo que tenía ayer:
tu risa acariciando mi mirada
y mi traje que volvía.

Y me he reído.

Porque hay algo que brilla a lo lejos
y rescata barcos en la niebla.

No hay comentarios: