martes, 20 de septiembre de 2005

HELPLESS, SO HOPELESS,

Es lo que nos suele pasar a los losers: ganamos al perder y eso es peligroso porque unida a cada victoria hay una derrota. Siempre se pierde al ganar, aunque se gane al perder. Es la parte mala de este negocio y que, a veces, queremos olvidar: nos concentramos en ganar con cada pérdida y no recordamos que nunca hubiéramos ganado sin perder algo. Y nadie nunca nos comprende. La soledad nos rodea. Y así perdemos.

2 comentarios:

Gacelo dijo...

Yo si que me pierdo con todo esto.
Y, ya sabes, de perdidos al río (¿con zapatos de cemento?)

Edryas dijo...

La maphia es la maphia