viernes, 30 de septiembre de 2005

LUCHAD CONTRA EL OSO

No es que me vaya a ir a la caza furtiva de plantígrados, me refiero a los osos de peluche. En general, casi todos los peluches me dan repelús, pero algunos tienen su gracia, y si fuera capaz de encontrar un ornitorrinco de peluche mi vida, al fin, tendría un sentido que no he conseguido llenar con la familia, la religión o la comunidad (cif. Homer Simpson)
Pero esos osos de pelo largo y con pinta de rasta (esto me recuerda a un oso de los Teletubbies que decía "soy el oso, de pelo marrón y rizado" lo cual demuestra que los osos son perjudiciales, ya que todo lo que salía en los Teletubbies era fruto del mal), esos osos que salen en los cuadernos y estuches vestidos de granjero con regadera o con gafas y dando una clase... ¿qué sentido tiene que un oso riegue el maíz o dé clase a otros osos tan inertes y rellenos de gomaespuma como él? Además de resultar ridículo, la imagen da hasta miedo: un oso de trapo realizando tareas humanas, brrrrr.
Image hosted by Photobucket.comUn oso de pic-nic ¿sabrá cocinar?
No estoy por un antropocentrismo, pero desde luego, el peluchecentrismo es digno de un malo de peli (¿peluches powa?) Lo sé, lo sé, el perrito piloto usurpaba puestos de trabajo, pero ¿cómo explicarlo? Esa imagen estática del oso explicando la lección... es escalofriante.
Image hosted by Photobucket.com
Osos que se casan, ¿esto lo saben los del PP?
Es cierto que también hay peluches de elefantes con ropa de maquinista de tren o jirafas con traje y corbata, pero ahí resulta cómico, precisamente porque no es habitual, pero al Teddy Bear le tenemos ya por un funcionario más gracias a los archivadores de cartón donde salían todos reunidos como una cofradía (¿se imaginan ustedes a los osos en procesión con capuchinos y saetas? ¡Yo sí!) bajo un título que rezaba "Lovely bears" ¿Qué tiene de adorable un animal que te puede arrancar la cabeza? Porque sí, amigos, los osos no tienen el pelo esponjoso ni comen miel de un tarro como Winny Pooh (el líder de todos los osos babosos de la tierra) y, por supuesto, ni riegan las flores, ni usan gafas para ver de cerca, ni se parenden las tablas de multiplicar, ni van en monopatín, ni usan el móvil (son sólo algunas de las actividades que he encontrado, porque hay de todo, es más, creo que hay osos mejor vestidos que algunos niños)
Image hosted by Photobucket.com¿Qué graduación tendrá y en qué óptica las compra? ¿Por qué no usa lentillas? Risto Klint (autor del dibujo) tiene poca imaginación.
¿Por qué el oso de peluche ha llegado a ser ese protagonista neutral de muchos cuentos o imágenes infantiles? En ves de coger a un niño cogen a un oso. Supongo que es para darle un toque de impersonalidad, pero es que me resulta difícil ver dibujos animados de un oso que tiene por mascota a un perro. ¿No es eso muy confuso? El oso puede ser un adolescente ligón que estudia, incluso puede tener un colega-perro, pero llega a casa y le espera su mascota-perro, más pequeño que su amigo y ladrando. No es que no tenga imaginación, me parece estupendo que un oso hable y corte el cesped, pero ¿a qué fin?
Image hosted by Photobucket.com
¿Un oso con cuerpo de humano vestido de oso? Esto es de peli de terror.
¿Por qué se supone que es tierno un oso de peluche? ¿Por qué la gente sigue regalando osos que llevan bombones o anillos de compromiso? ¿En qué momento se nos fue de las manos y conseguimos que el lovely osito estuviera presente en toda la iconografía infantil/tender? ¿Por qué no tener una carpeta con las cataratas Victoria o la catedral de Oviedo? ¿Por qué no escribir cuentos de niños que tienen perros y tortugas y se relacionan con otros niños y otros perros y otras tortugas? Liberémonos de esta cruel tiranía, busquemos un Teddy Dragon de ojos rojos o un murciélago chupador de sangre de peluche. Luchad contra el oso.
Image hosted by Photobucket.com
El oso de los Teletubbies, una oda a la subnormalidad.

7 comentarios:

josemoya dijo...

Un artículo memorable. Sin embargo, tengo que confesar que estoy a favor de los osos de peluche: Draculín me ha contado que tiene un par en el ataud, y Horterolo tiene uno en el salpicadero, justo debajo de los dados.

Merlin dijo...

Y luego me dicen a mi que se me ha ido la pinza XDDDDDDDD

Queda inaugurada la sección "Okupando al okupa"

Edryas dijo...

Lo del oso en el salpicadero tiene su aquel, lo recononozco, porque sólo se puede luchar contra el oso siendo más oso tú que él.

A Merlín: veremos si te da tiempo a okuparme, en cualquier caso, yo feliz.

juank sinclair fantoba dijo...

A colación del matrimonio entre osos y el pp: Mariano Rajoy es, sin lugar a dudas, un osito. Con la pelambrera que parece tener estoy convencido de que, si pudiéramos verlo en bañador (Dios no lo quiera), con sólo plantarle unos botones en el pecho, parecería vestido con un abrigo de visón.

Por otra parte: que ZP no se entere de que el pp rechaza el matrimonio entre ositos (cuidadín con el movimiento pro-oso en Castilla), porque en breve podríamos vernos imbuidos en un debate parlamentario de ámbito cuasi-europeo (iglesia incluida) opinando al respecto.

Anónimo dijo...

Good 1999 volkswagen jetta post!

Roberto Iza Valdes dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Roberto Iza dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.