lunes, 12 de septiembre de 2005

SEGURO ESCOLAR

Se ha comentado que estoy un poco siniestra... No es eso, no es eso, es que si nada más abrir la guía del estudiante aparece esto... ¿qué le voy a hacer yo si tengo ojos y mente activos?
Veamos qué contingencias te cubre el seguro escolar de la Universidad de Alcalá_:
  • Tuberculosis pulmonar y ósea (¿qué clase de porquería hay por las facultades? Pero que limpien los bacilos, por Diox)
  • Tocología (esto es para todas las que ha dejado embarazada algún profesor Latin Lover, ¿no?)
  • Infortunio familia: muerte del cabeza de familia (o sea, si se muere otro, no es un infortunio. Obsérvese la delicadeza: infortunio. "Oh, cielos, qué infortunio se cierne sobre mí")
  • Gastos de sepelio (¡hala, venga, más!)
  • Otras prestaciones de carácter graciable (eso,eso que soy desgraciado, graciarme)

Ahora me siento mucho más segura, si me enveneno en la cafetería el rector me pagará el funeral. ¡Gracias, UAH!

1 comentario:

josemoya dijo...

Lo peor de todo, es que con lo que te dará el seguro escolar (¿sigue en veinte duros?) no te llegará ni para los gastos de sepelio del gato.

Lo bueno, eso sí, es que el seguro escolar te da derecho a usar la seguridad social, aun en el hipotético caso de que nadie en tu familia hubiera cotizado.