martes, 4 de octubre de 2005

...Y ES QUE ELLA NO ES DE AQUÍ

A veces las ideas surgen de las cosas más tontas. Con la visión de una nube uno acaba pensando en la muerte (sí, las nubes tienen ese efecto, qué le vamos a hacer) y escuchando los grititos de los murciélagos en un helado amanecer de otoño se recuerda a los padres, que no nos comprenden, pero nos quieren. Por eso a veces los títulos de los poemas no tienen ninguna relación con el contenido del mismo o, al menos, no es nada obvia.
Cuando me piden ayuda siento la irrefrenable necesidad de prestarla. Pero hoy me he ido sin decir adiós, porque ya estoy harta (aunque he cargado con un libro toda la mañana) Pero me siento bien, no me he dejado pisar, he ido a lo mío, de Cátedra a Castalia sin preocuparme de nadie. Qué vil soy.
Y la música se acaba de atascar por enésima vez. Dios, qué sueño tengo.
Pero ella siempre será de fuera. Y su ¿novio? también, aunque no tenga nombre (aún)

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Norway here! Just checked out your blog and it rocks!

I have a make money site/blog. It pretty much covers make money related stuff.

I will not say "no" if you decide to check it out :-)

Anónimo dijo...

ASP.NET 2.0 Web Project System
ScottGu has a series of article which contain excellent information about the new web project system in Visual Studio 2005.
Find out how to buy and sell anything, like things related to music on interest free credit and pay back whenever you want! Exchange FREE ads on any topic, like music!

juank sinclair fantoba dijo...

Bueno, está visto que hoy no te proponen extensiones de miembro. Consuélate un poco con eso.

Malo no es, echar una mano cuando te la piden. Al contrario. Tampoco es malo no dejarse pisar, ciertamente.

Me pierdo con lo del novio, qué le voy a hacer.

Edryas dijo...

Ay, es que la vida tiene muchos misterios

josemoya dijo...

Estoy en las mismas que Juank. Parece que tu post va de hermenéutica, y necesitaría aplicar un poco para comprenderlo.

Edryas dijo...

Ya, lo sé, lo sé, he recibido mensajes en el móvil y todo pidiendo explicaciones, pero, mirad, yo, como Lorca "no me preguntéis nada"