martes, 15 de noviembre de 2005

24 HORAS

De las 24 horas que tiene un día duermo 8 (normalmente, a veces más, a veces menos) Eso me deja 16 horas.
Estoy en clase durante 4 horas de media; eso me deja 12 horas.
Pierdo 2 horas en trasporte, igual a 10 horas.
En las tres comidas que hago al día gasto unas 2 horas y media. Me quedan 7 horas y media.
Trabajaré (que aún no, pero ya veréis) durante 3 horas al día, así que tengo 4 horas y media.
En higiene y aseo personal gasto una hora y media. Quedan 3 horas.
En estudio y papeleo invierto una hora y media. Sobra 1 hora y media.
¿Saben ustedes qué opciones hay para ocupar esos 90 minutos? A saber:
  • Ver anuncios en la tele.
  • Empapelar paredes.
  • Ordenar armarios.
  • Escribir un libro.

Me voy. Tengo 90 minutos que ocupar.

1 comentario:

juank sinclair fantoba dijo...

Me acaba de entrar un fuerte ataque de existencialismo que espero resolver con alguna de las medias tintas habituales, como el simple dejar pasar...

O no. Compensaré mis carencias buscándome un amigo invisible. O seguiré escribiendo en el blog.