viernes, 11 de noviembre de 2005

FREUDIANO

-Tengo una crisis, doctor. A veces no sé quién soy, porque soy rara, y me borro y me sustituyen por matrimonios de primas. Otras veces me sacan en estandartes, en logotipos, me besan... por eso mismo que soy rara , ¿sabe usted? Yo creo que es... por pura rebeldía, por romanticismo, como los comuneros. Y yo lo entiendo, porque es muy duro no existir, y mis defensores me buscan cuando viajan al extranjero, pero me siento un poco vendida, yo debiera servir para algo más que para ir en bolsas de la compra o para que los políticos discutan... si, total, discuten por todo, que me dejen a mí en paz. Y escriben sobre mí para darle alegría a la pena y rejuvenecer la cana. Y venga a darle vueltas... Hasta me vi nombrada de pasada en un libro de latín ¿se imagina?, ¡de latín!
-No me diga más, señora, es usted una Ñ. Yo la entiendo.

2 comentarios:

josemoya dijo...

Una buena definición de lo que es una eñe, sí, señora.

juank sinclair fantoba dijo...

Aún recuerdo en segundo de BUP la irrupción de mi profesora de Lengua y Literatura, a grito pelao (sí, los gritos son pelaos, no pelados) chillando:

"ninos y ninas, quieren quitarnos la ene".

el cristo que el acalorado público montó a cuenta de las cedillas, los circunflejos etcétera fue considerable.

que viva la eñe.