martes, 29 de noviembre de 2005

SEGUNDO ESCALÓN

Aunque sonríes me aterras:
es tan insegura tu mirada.
Aunque hoy me quieres ayer ya temblaba:
no tengo sitio en tu tierra.


El mundo que nos regalaste
no existía en tu mente,
un hijo que no nació
y se comío mis cimientos.



En este escalón de piedra quedo:
bajar es destruír, cegar
lo que nunca se construyó;
subir, alumbrar a otro muerto.

1 comentario:

josemoya dijo...

Espero que consigas ascender la escala que te lleva hacia él...