martes, 18 de agosto de 2009

Otro poema antiguo

Tu olor está en mí,
a veces perfumado,
a veces hiriente,
siempre persistente.

Sin verte, sin manos,
me abriga tu otro,
el que regalas sin quererlo,
el que no controlas y te robo.

Tu olor está en mí,
a veces agradable,
a veces doloroso,
nunca para siempre.

No hay comentarios: