martes, 6 de diciembre de 2005

ES UNA HISTORIA MUERTA

-Mándame lo que me hayas escrito; prometo devolvértela.

Y, tras recibir su carta, ella le devolvió un sobre con un sello dentro. Y nada más.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Para los vehementes peligrosos, las historias muertas son en el fondo sus favoritas. La muerte da paso a la vida, dijo aquel sabio Dr. Sagan.
Con pocas dotes literarias se dedican a mancharse el meñique con pilot verde, escribiendo cosas de poco valor pero de gran contenido. Sus cualidades losers les llevan al éxito una vez que muere su historia, pero renovados y con ganas de luchar por lo que merece la pena.
Así que compre usted los sellos, de nuestro señor monarca por supuesto y a continuación elija un sobre con las iniciales W.P. e introduzca en él los sellos y un papel con el siguiente mensaje : "A los vehementes mareantes les encantan les pommes rouges".