miércoles, 29 de junio de 2005

En plena batalla yo sonrío y aguanto.
Enterrada en lodo y sangre yo sonrío, todo entiendo,
contemplo tu vida pasar ante mis ojos
y la mía... no la veo.

Y corro a escribirte entre el fuego,
ocultándote mis armas,
para no perder la inocencia
y que nunca te enteres, y nunca lo sepas.

Pero me traen la noticia en un sobre
que no abro.

Image hosted by Photobucket.com

martes, 28 de junio de 2005

CUANDO TU CORAZÓN ESTÉ DÉBIL (traducción libre de "When your heart is weak", de Cock Robin)

¿Cuál es el problema con lo que parecemos?
Seguramente este no es el final
Sólo pensé en hacer mis movimientos claramente
Te preocupa demasiado si se entiende
¿Debemos ser vistos como amigos?
Parece como un buen principio verdadero.


Porque cuando tu corazón esté débil
voy a escoger una cerradura,
la punta de mis dedos no me fallará.
No importa lo que hagas,
el amor que no puedes ver todavía
está a punto de ser testigo de un amanecer
y puedes torcer y girar,
pero no te soltarás.


Mejor olvídate de conseguir librarte de mí
no veo cómo podrás.
Tú me niegas y yo te cazaré... otra vez.
Soy tremendamente paciente cuando tengo que serlo,
tú me has dado esto,
De todos modos, tengo ganas de que llegue el día
en que me dejes entrar dentro.


Porque cuando tu corazón esté débil
voy a escoger una cerradura,
la punta de mis dedos no me fallará.
No importa lo que hagas,
el amor que no puedes ver todavía
está a punto de ser testigo de un amanecer
y puedes torcer y girar,
pero no te soltarás.



Voy a probarme que soy digno,
nunca más estar colgando
sin un rezo de oportunidad.
Voy a venir sin avisar
cuando tus defensas estén bajas
y tengas una necesidad desesperada.
Apuesto por ti entonces,
me darás la bienvenida,
tu antiguo compañero,
tu antiguo compañero.


Recuerda nena,
porque cuando tu corazón esté débil
voy a escoger una cerradura
y puedes torcer y girar,
pero no lo conseguirás, no lo conseguirás,
no, no conseguirás soltarte.
Image hosted by Photobucket.com

lunes, 27 de junio de 2005

CANCIÓN OBRERA

En todas las canciones demagógicas se dice que gracias al trabajo del pueblo obrero (y aquí mezclan varias cosas, como obreros y comuneros o comunismo y anarquismo) hemos llegado hasta aquí. Gracias a el esforzado trabajo y la lucha contra (nueva mixtificación de elementos) el capital, la patronal, el estado...
Y yo me digo, ¿no será la misma autoridad la que nos ha dejado creernos que lo hacíamos todo nosotros y seguimos igual de mal que en la Revolución Industrial? Es decir, si las cosas han cambiado ha sido porque a los de arriba tasmbién les convenía, no por el sudor de nadie. C'est la vie, hay que ser realista y esperar a que alguien le convenga que tú vivas mejor... a lo mejor vendiendo las ideas con un poco de marketing convencemos al mundo de que sería bueno que yo viviera bien (que Alá lo oiga)

domingo, 26 de junio de 2005

ILUSIÓN ÓPTICA (prosa poética)

Yo pensaba que si me alejaba tú vendrías porque, según mi experiencia, cuando tú te ibas yo te seguía. Y así fue, me seguiste... en este tira y afloja, sin vernos nunca.

Pero, en realidad, todo era una ilusión óptica, ninguno de los dos nos movíamos. Eran nuestros cerebros inquietos. O quizá sólo el mío, el que iba y venía haciendo conjeturas. Y permanecíamos enfrentados, sin vernos nunca, nunca. Y nada se movía.

sábado, 25 de junio de 2005

PERSISTENCIA

Sé que no debo,
pero gracias.
Gracias por días
brillantes y seguros.
Días que no acaban mientras haya memoria,
lo único que nos une ahora.
Image hosted by Photobucket.com

viernes, 24 de junio de 2005

TÍPICOS ERRORES EN LA LITERATURA (sí, me gusta criticar)

Lo primero que voy a tratar es algo que suele pasarles a los escritores noveles, que se subliman y olvidan que estamos en el siglo XXI (pero nadie está libre de pecado) Me refiero al recurso de la carta. Siempre hay alguien que escribe una carta llena de romanticismo... ¿hola? estamos en la era del mail. Claro, que luego está el mega-branché (que dirían los franceses) y aprovecha toda la tecnología naciente para sacarle partido a su novela y hace que su personaje no tenga fondo pero sí móvil, mp3, discman, bluetooth y el batmovil y así soluciona bastantes entuertos con el tiempo (cosa que da muchos quebraderos de cabeza a los escritores) Craso error.
Otro error muy clásico es el de los narradores homodiegéticos o en primera persona. Este narrador se supone que debe dar verosimilitud porque nos da un punto de vista subjetivo, pero si empieza a actuar como un narrador omnisciente, francamente literato, la estás cagando. Así, cuando uno de estos narradores dice "le miré con ojos fríos" yo me pregunto ¿y tú qué sabes qué ojos pones en una mirada? O bien la planeaste mucho (en cuyo caso se acaba de salvar el fragmento) o bien no tenías ni idea, pequeño, de los ojos que ponías, porque, seamos sinceros ¿cuántas veces sois conscientes de las miradas que ponéis o las muecas que hacéis?
Es bastante habitual también usar palabras y modismos que jamás nadie ha usado más que en la literatura. Así, los novelistas se las vienen copiando desde El Cantar de Mio Cid y así nos va. No, nadie dice habitualmente "lo lamento", nadie usa el futuro sintético "lo haré" sino el analítico "lo voy a hacer" (no se me líen los economistas con lo del futuro analítico) Y, claro, como con la tecnología, está el que se quiere pasar de súper-guay y toma a los quinceañeros por pobres vertederos de argot "oye, tío súper mola, nos vamos pa mi kely que esto es una rayada mil, mazo, de la hostia, o sea, qué me estás contando" Esto, sobre todo, ocurre en el teatro, que es donde los diálogos encarnan todo.
Otro pequeño problema son las descripciones sin ton ni son. Cuando Cervantes o Clarín, incluso mi odiado Azorín, hacían una descripción la estaban haciendo para mostrar algo, quizá por esteticismo, pero no por llenar páginas con la técnica de la aburritio. No, señores, no nos interesa la vía del tren si no nos va a dar un punto de vista de algo. Ya sé, ya sé, ahora todos los resabidillos me van a tirar encima a Gabriel Miró, el hombre que describía un limón en 50 páginas... pues ni siquiera Miró describía por describir. No, me refiero a esas descripciones pormenorizadas de algo que no lleva a ninguna parte. Todos sabemos a qué vienen esas eternas descripciones de la nada: hay que llenar, cobramos por página.
Y hablando de cobrar por página: ¿qué me decís de lo recurrente que es meter un juicio o un rollito leguleyo con tecnicismos (que luego agradeceremos en otras 3 páginas a nuestros colegas abogados)? Oh, Stephen King se ha hecho rico con eso; con eso y con un polvo a media luz que no viene a cuento. Dura lex, sed lex; duro sex, sed sex. Claro, que king escribe pensando en la peli que le van a hacer, así que ahorra mucho papel de novela y gasta mucho en escenita que quedará bien en la gran pantalla.
Y tantas cosas más, pero el azote no quiere llenar páginas... que ella no cobra. Estad atentos y descubrid las técnicas chapuceras de las novelas de hoy y de siempre.

jueves, 23 de junio de 2005

BRECHA

Me gustó lo que hiciste ayer. Ojalá lo repitas hoy. Pero es que contigo nunca hubo un mañana.

Image hosted by Photobucket.com

miércoles, 22 de junio de 2005

HAY QUE REPRIMIRSE (relato de la rebeldía infructuosa)

Hay que reprimirse para no cantar a grito pelado eso que te suena dentro.

Hay que reprimirse para no ponerte a bailar (brazos atrás, cabeza delante, ojos de mujer fatal) en medio del tren.

Hay que reprimirse para no decirle a la señora del bus que el susodicho bus no es suyo y que si en su casa no la hace caso su marido, se meta a política, que es lo que hacen todos los que quieren organizar algo.

Hay que reprimirse para no contestar en un examen "y dicho lo anterior... no te lo crees ni tú, majete/a"

Hay que reprimirse ante la tontería de "hola compañeros y compañeras" y no decir que en español (tiene ese defectillo) el plural es masculino.

Hay que reprimirse para no meterle el "20 minutos" por una oreja (por decir algo) al mirón que babea en tus piernas.

Hay que reprimirse para que no se te mueva el maquillaje o la gomina del pelo.

Hay que reprimirse para no gritar "guapo" al guapo (o, por qué no, a ese feo que tanto nos gusta) Y hay que reprimirse cuando ves que esto se permite cuando estás borracho: es el precio de dos cubatas el que hay que pagar para que te dejen ser tú.

Hay que reprimirse y sonreír cuando alguien te dice que la democracia es el consuelo que le queda al ciudadano.

Hay que reprimirse ante el clavo de 10€ (o más) que te meten cuando compras un billete de avión.

Hay que reprimirse cuando un "amigo" ha olvidado la conversación profunda y mística que tuvistéis ayer y hoy te habla del triunfo de Alonso en la pista.

Hay que reprimirse y no contarle a los niños la verdad de las cosas.

Hay que reprimirse para no pisarle el cuello al perro asesino del vecino o te denunciará y habrá que pagarle daños morales.

Hay que reprimirse y respirar hondo cuando eres peatón (y tienes todo perdido de antemano) y te atropellan los coches en los pasos de cebra.

Hay que reprimirse y callar cuando te invitan a una fiesta que no es tal donde ni las drogas son drogas ni la conversación es conversación.

Hay que reprimirse ante la visión dantesca de la mujer alienada que compra productos de belleza para ella y su chico (sólo que a él le compra "for men")

Hay que reprimirse ante el "segurata" con pistola de 12mm y botas militares que te golpea en las piernas con la porra porque has osado rozar la tapicería del tren con tu pie. Y, claro, hay que reprimirse cuando alguien te coloca sus pies en tus muslos cuando estás sentado en el tren. Sí, hay que reprimir un "¿sólo me ven a mí?" porque la respuesta es un gran "¡efectivamente!"

Hay que reprimirse cuando te echan el humo en la cara (tanto en lugares donde se puede, como donde no se puede fumar)

Hay que reprimirse... porque el mundo es así y tenemos tantas cosas de provecho que hacer en la vida... "Tenemos que" no "nos gustaría". Ciao, belli, seguid aguantando el tirón.




martes, 21 de junio de 2005

CUENTO CON SINSENTIDO PARA DANI YEY

El coco normalmente sabe a poco, y esto lo defiendo en todos los terrenos (que me traigan el diccionario de la RAE, soy muy capaz de enchufárselo -en sentido metafórico-violento- a cualquiera)

Todos los peluqueros llevan un pequeño Rudoph Hess dentro: son nazis y aspiran a la perfección.

Siempre que quieres hablar de algo interesante viene alguien y te cuenta un montón de tonterías ensartadas como cuentas de collar. Y el collar te ahoga pero el otro no deja de contarte lo de su cena en un restaurante caro.

Lo de Munch, ya sabes, no es una mujer consolando a su hombre, es una pena. Pues aguanta porque hay otro: un asesino con cara de espantapájaros, no te lo debes perder.

He meditado mucho lo de la rana-hijo y pienso que es imposible que nazca con esos ojos... Ojalá.

El problema es que si todo esto es el sueño de un niño tretapléjico me parecería deleznable.

En fin, "nunc est bibendum" (miedo me da el muñecajo) Farewell, pequeño sol entre nubes, Dani Yey.

lunes, 20 de junio de 2005

LA MUY NOBLE Y LEAL REALIDAD

Image hosted by Photobucket.com
Y no hablar, pues no hay oídos
y ver tras un cristal
cómo irían las cosas
pero cómo van.

Y la existencia mentirosa,
no ser yo, ni tú, ni nada
y dar vueltas para verse
y tener miedo de uno mismo.

Y suspirar,
como aquella bajo la torre,
"qué vida tan estúpida"
ser rebelde un instante
y volver a la leal realidad
y caer de bruces
sin luz
ni en la cabeza
ni en el cuerpo.

domingo, 19 de junio de 2005

Quizá mañana tenga fuerzas para recoger todo lo que se ha caído.

La destrucción siempre es la mejor forma de construir, pero el corazón pesa demasiado cuando tienes que romper tantos nudos atados a tu vida.

Pero el fuego... el fuego también se lleva lo malo y nos compensa de los días oscuros que nunca debimos vivir.

Mirando hacia delante se ven pocos materiales para crear un camino, pero ¿quién necesita senda si podemos volar?

Quizá el futuro y el pasado sólo sean mentiras para despistarnos del ahora y hacernos vivir escondidos, temerosos. ¿Quién hizo las normas? Alguien que, evidentemente, nunca se pararía a cumplirlas.

Hay cosas que desestabilizan y se alejan del mundo normal y creando una supuesta infelicidad. Pero la clave es esta: esa infelicidad procede de la “normalidad” del mundo.

Olvida el resto del mundo porque el mundo te olvidará.

sábado, 18 de junio de 2005

¿Por qué siempre hay que dar tantas explicaciones? Siento arena dentro... arena y sequedad. Y aburrimiento. Un tremendo aburrimiento que no hace más que fabricar arena y más arena. Siempre hay insatisfacción... como en las buenas novelas. Y yo sé cómo escapar. Pero no puedo, porque todo es demasiado frágil y si se rompe no podré construir nada sobre la arena... Barrer la arena... eso también es imposible ¿Conformarse con el deseirto? Parece el único remedio. Y esto... esto no ocurre en las novelas: esto es la vida.

jueves, 16 de junio de 2005

TEORÍA

Sístole y diástole no son más que ensayos.
Cuando el mecanismo está perfeccionado
llega la prueba definitiva
Image hosted by Photobucket.com

miércoles, 15 de junio de 2005

ME ASUSTAN MIS PREMONICIONES

Sí, señores, en ocasiones tengo corazonadas, je, je. Hoy me he levantado todavía soñando con algo: el pobre de mi profesor de literatura medieval había muerto. Noooo, tranquilos, que no ha muerto. pero el caso es que he ido en el tren pensando "algo le va a pasar, este hoy no viene" Y... en fin, horas más tarde, ardides para traerle (aunque fuera engañado) , llamadas al móvil e investigadores de la facultad, el señor ha aparecido con 60' de demora.
YO LO SABÍA

martes, 14 de junio de 2005

ORGULLO

Judas se suicidó porque sabía
que, más tarde o más temprano,
lo juzgarían y perdonarían

Image hosted by Photobucket.com

lunes, 13 de junio de 2005

Cuatro palabras tuyas
entre la acción y el tiempo.

Te resistes a mirarme
por miedo a verme
(pero me ves)

Sólo cuatro palabras
que aún conservo.

Nunca quisiste hablarme
para no quererme
(pero...)

Quiero saber de ti,
sufro por ti
y ¿qué tengo?
vació de ti
y lo que ya no recuerdas.

Pero quizá es mejor así:
sigues rodeado de misterio
y yo...
yo sigo en este mundo cero, sonriendo.

domingo, 12 de junio de 2005

El viento pasa por los huecos
sin importarle lo que arrastra.

Tú y yo somos una disonancia
que me obliga a nacer cada día. Y a pensarme.

¡Qué mentiras nos contamos!
¡Y qué inocentes las creemos!

El viento pasa por mis huecos
y erosiona tu respuesta.


Image hosted by Photobucket.com

sábado, 11 de junio de 2005

WALLY, UN TURISTA ACCIDENTAL

Image hosted by Photobucket.com¿Qué lleva a un hombrecillo (y sobre todo a su autor) vestido a rayas a viajar por todo el mundo conocido y desconocido? Posiblemente una irrefrenable curiosidad. Este amigo de las muchedumbres, Wally (Walter para los alemanes, Wallo para los ingleses y Charlie para los franceses) se pasea en cada libro por un lugar más raro que el anterior acompañado de miles de cachivaches (mochila, bastón, gorro, gafas, libros, pergaminos...) y amigos (el Mago Barbablanca, Wenda, Odlaw, Woff-el-perro) La verdad es que Martin Handford tuvo una idea magnífica porque si algo le gusta a la gente es fijarse en los demás y, claro, el gregarismo: gente, gente, gente.
Wally, que siempre pierde cosas (con lo que, supongo yo, se hace el viaje dos veces, una de ida perdiendo cosas y otra de vuelta recuperándolas) Más cosas sobre Wally: siempre va de perfil, jamás de frente (cosas de las dos dimensiones), lleva colgada una sempiterna sonrisa de satisfacción (¿drogas? no, hombre, no seáis así) Lleva los calcetines también a rayas. Lo cual nos hace suponer cosas sobre su ropa interior (efectivamente: no lleva)
Misterios sin descubrir: ¿qué hay entre Wally y Wenda? ¿Y entre el mago y el perro? ¿Y entre Odlaw y...? (era un tío solitario) Y, lo que más me interesa a mí: ¿con qué agencia de viajes trabaja Wally? ¡Cielos! Ir al País de las Tartas o a la guerra de los monjes del agua y los monjes del fuego... Eso no lo lleva El Corte Inglés.
Curiosamente, Wally siempre está por ahí de paso, nunca participa de los momentos del lugar (oh, siempre ese aire aristocrático) Y es que Wally es un turista accidental.

viernes, 10 de junio de 2005

A LITTLE LESS CONVERSATION, A LITTLE MORE ACTION

No sé si es el ambiente pre-tormentoso, pero tengo ganas de hacer algo... algo grande... Je, je, me siento poderosa.

Bueno, este será un día como otro cualquiera: pegagoso e insípido, pero quizá, con esta actitud de "ready for action" pueda encontrar algo interesante. Hiper-actividad ansiosa... Lo que dure podéis proponerme planes :P

jueves, 9 de junio de 2005

Esta es una carta para quien no quiere leer.
Una carta sin dueño, con nombre y sin destino.


Esto es sólo el sueño de un insomne,
un intento de permanecer cuerdo
esperando una respuesta

que no será dada.

Esto es un grito de auxilio.
Y es una carta vacía.

miércoles, 8 de junio de 2005

A mí todos me olvidan
sin ningún problema.

Y nunca nadie ha querido
volver para buscarme.

"Debe ser invisibilidad",
me digo.
Y me miento. Y lo sé.

Pero, ya se sabe, la vida es así.
Sólo luchas hasta donde te dejan.

Image hosted by Photobucket.com

martes, 7 de junio de 2005

EL PODER PODEROSO DE LA MENTE (FELINA)

Me hallaba yo en casa de la que se hace llamar alumna mía, esperándola a que viniera probablemente de una fiesta de pijos (aunque su madre aseguraba que se encontraban en una tutoría) cuando me he puesto a molestar a su gato a la par que corregía unos desastrosos ejercicios de matemáticas (¿cómo no se puede distinguir un círculo de un triángulo?) Y en esas andaba, vengándome de la niña en el gato. Los gatos no son tan independientes (dependen tanto de la gente que no hacen otra cosa que subírsete encima) Y, al igual que los perros, corren detrás de lo que le lances (mi boli rojo da fe, y el gato tambíen, que persiguiéndolo se ha colado en la papelera) Todo esto había que hacerlo en plan clandestino, cada vez que el padre pasaba yo me ponía las gafas de profa y murmuraba "pi por erre al cuadrado... eso es, sí, sí, sí". Entonces el pobre gato se ha quedado espachurrado contra el suelo y se ha dormido. Pero mi venganza no había acabado, son 9 meses de palurdeces de la niña. Así que, dormido como estaba, yo seguí dándole con el boli: plic, plic, y el gato se despertaba sin reflejos (he llegado a pensar que si yo fuera un depredador real él lo hubiera tenido realmente chungo) Hasta que me ha dado pena y he decidido dejar que durmiera, pero estaba tan estresado que ya no podía pegar ojo. Estaba tumbado justo a mis pies así que le he dicho en bajito (por la cosa del padre pululador) "¡eh, tú!" Me ha mirado y yo he cerrado los ojos e inclinado la cabeza en acto de dormir. El gato me ha imitado a la perfección y ha empezado a cerrar los ojos. Los abría un poco, pero yo los cerraba con él. hasta que se le ha caído la cabeza para atrás y se ha quedado frito.
Para hipnotizar a tu gato, aquí estoy. Eso sí, me tienes que dejar que lo chinche un poco antes.

DESCOMUNICACIÓN

Siempre voy cantando
los poemas que pensé

para escribirlos sin que sepas
que son para ti

Image hosted by Photobucket.com

lunes, 6 de junio de 2005

"En tu lucha contra el resto del mundo te aconsejo que te pongas del lado del resto del mundo."

Franz Kafka

Lo que más me gusta de Kafka es que era capaz de captar bastante bien lo que todo el mundo estaba pensando. Quizá esta frase es lo que a todos nos gustaría hacer. pero, sinceramente, no estoy a favor de ponerme de lado del mundo. Además, ya decía Mark Twain que cuando se estuviera del lado de la mayoría era el momento de pararse a reflexionar. No sé, quizá somos unos rebeldes infames. O estamos hartos.

Me gustaba más otra frase suya, mucho menos cobarde: "A partir de cierto punto no hay retorno. Ese es el punto que hay que alcanzar"

Aunque... en realidad... ser cobarde o ser valiente es parte de la misma cosa.

domingo, 5 de junio de 2005

MADRID CITY IS VERY PRETTY IN THE NIGHT TIME

Tras un duro día de “Vive la France!” (por cierto, Borja Mari te tengo calado, sé que te copiaste de mí en lo de la caza del oso en Rumania, pero que sepas que me lo inventé TODO, no tengo ni idea de lo que sienten los turistas al ver los osos muertos) el agente Gacelo (de Maphia’s Corps) y yo nos dirigimos al centro de la ciudad, al barrio que el alcalde ha dado en llamar “Barrio de las Letras”, donde te dejan pisar los versos de Espronceda y Bécquer y donde, de las farolas, cuelgan inquietantes carteles con ¿poemas? (me encantaría conocer al escritor que ha dejado caer tantas palabras al aire... ¿habrá sido el alcalde, que se aburre en Correos? ¿tendrán mensajes subliminales para el COI?))

La noche empezó divertida porque ya en Preciados nos encontramos con uno de esos grupos que alegran tanto las noches de sábado: una despedida de soltero o soltera o qué sé yo, un grupo de amigos ruidosos, vamos. Iban ataviados con mantillas y disfraces de conejito (entre otras cosas) Cuando, sí señores y señoras, comenzaron con ese grito de coacción que avergüenza a la par que divierte: “que bote...” Esta vez era un barrendero la víctima, pero él no tuvo mucho problema en ponerse a dar saltos (con tal de no currar) Llegados a Sol y tras esquivar a los que se hacían fotos con Carlos III, poner en hora los relojes y todas esas chorradas acabamos por fin en Santa Ana: la noche empieza ahora.

Siempre a la caza de copas gratis aceptamos una invitación a sangría (mala, of course) en un bar de pachanga moderada (al menos se podía bailar y hacer el chorra, aunque a mí se me caían los pantalones y perdía las sandalias al pegar pataditas) des cubrimos que la cerveza debía estar echa con oro, por la clavada que nos dieron (eso de que Madrid en verano sea un continuo Zone Erasmus...) Vimos que tenían una foto de Sabina... ¿también le clavarían a él? Seguramente. La amistad es una cosa y el negocio, otra. Donde tengas la olla, no invites a Sabina. Despedida del primer bar y marcha para otro. El típico RR.PP. nos asalta por la calle (este, encima no se invita a nada) Nos asegura que en su bar está la mejor música del barrio ¿? Vale, nos dejamos timar y entramos. Lo que me temía: pachanga de menor calidad. Pero teníamos con qué entretenernos: tres chavales de unos 19 años miraban aburridos al suelo. Más que aburridos... con dolor. ¡Cielos! hacía mucho que no veía caras tan largas, y menos en un bar. Quizá les había dejado la novia... a los 3 (a lo mejor la compartían) o es que se habían gastado todo el dinero del mes en un alerón nuevo para el bólido y no les quedó suficiente para drogas y diversión. No sé por qué no se iban si tan mal lo pasaban... aunque, total, mejor estar aburridos en un bar con sofás, que estar aburridos de pie. Además, en este cuadro de tres había algo que destacaba y era el chiquillo de en medio. Los de los lados iban a la moda macarrilla pija neo-punk (o sea, una mezcla de Timberland, Rottweiler y Estopa) mientras que el de en medio (que además era mucho más bajito) se había dejado el uniforme en casa. De todas formas, los otros dos parecían pasar de él, porque, aunque estaba en medio, hablaban por encima de él y no le dejaban participar en los abrazos Teletubbies que se daban. En fin, la pachanga se puso sórdida y acabamos por irnos, no fuera que “los fiestas padre” nos pegaran la alegría de vivir.

Ya íbamos a tirar para el metro (que, oh dioses, ha bajado 15 céntimos!!!!) cuando el agente Gacelo expresó su deseo de que nos invitaran a algo más (dos clavadas son demasiadas para trabajos precarios) Cuando, nacida de nuestras mentes gorronas apareció ella, una mini-pampita que nos colaba un chupito (wina! arriba esos RR.PP. argentinos, como deben ser) Ella misma se quedó alucinada de que aceptáramos tan pronto (y es que el primer impulso, extrañamente, es decir no) pero, en fin, somos el agente Gacelo y Miss Melindra, capaces de hacerse una calle de bares en Granada sin pagar una sóla ronda. Y allí nos fuimos con ella, subiendo por Costanilla de los Desamparados (esta ciudad tiene unas calles que te escojonas) mientras intentaba captar más público. pero nada. Ya le dije yo que la gente de esta ciudad es borde hasta el infinito. Ella confirmó mi aserción, pero también nos contó que, bueno, el trabajo le daba para pagar el alquiler y otras cosas (¿qué cosas?) El bar no aparecía y la calle se acababa (¿a dónde nos llevas, niña?) El agente Gacelo comenta el estado de sus piernas, por la cosa del ejercicio, ella asegura que las tiene fuertes y preciosas... Ok... ¿cuándo llegamos? Entramos en el bar (adios, Pampita) y, je, je, lo sabía, la cosa había ido en picado y ya nunca se iba a levantar: Bisbal. Chupito al gaznate un poquito de “Lloraré las penas”, flipada del agente Gacelo porque me la sabía (soy una chica fácil) y marchando Costanilla para abajo. Marcha a cámara lenta hacia el metro, interés por los chinos que dan masajes en los pies a 10€ (joe, venía de bailar con sandalias... hubiera dado media vida, pero no, había prisa) Calle del Carmen, el tío que riega la calle siempre a estas horas, saltitos para no mojarme los pies, cartel de Bonnie Tyler en Fnac (no sabía que hubiera vuelto) y al metro. La noche aún dio para comentar los anuncios del metro: créditos usureros (la rotura de piernas entra en el precio) saunas gays (aunque al principio no teníamos muy claro que fueran gays sólo porque dijera “only for men”, acabamos por convencernos cuando vimos un anuncio de un 806 “no estés solo” y el nombre de la página web de la sauna
www.mundoplacer.com, podéis clicar a ver qué pasa)

Y aquí acaban las aventuras del agente Gacelo y Miss Melindra... más cuando nos recuperemos de los precios de esta ciudad olímpica.

sábado, 4 de junio de 2005

MALOS-MALÍSIMOS (II)

Este mes traemos a uno de los malos más chorras del universo, ya que se trata de un malo de peli chorra:

Maxxx Orbison (Orgazmo)
Image hosted by Photobucket.com
Orgazmo es una peli que uno no puede ver a solas porque necesitará a alguien que le recuerde lo mala que es, ya que, en un momento dado y debido a las risas, uno puede pensarse que, en realidad, la peli ¡es buena! (y no!!!)

Pues bien, esta es la historia de un mormón de Utah (Joe) que quiere ser una estrella. Accidentalmente termina en el set de grabación del conocido Maxxx Orbison que está de la filmando su última película porno, "Captain Orgazmo," y en cuanto se da cuenta de la presencia del apuesto Joe, decide que sería perfecto como protagonista. Durante el rodaje de la película, Joe se hace amigo de Ben Chapleski, el actor que interpreta a su leal compañero Choda-Boy. Ben tiene un doctorado en ingeniería de la MIT que le hizo rico por su invento, el Orgazmorator, una especie de arma aturdidora que detiene a los atacantes con un intenso placer. El ingenuo Joe cree que una vez que la película esté terminada, desaparecerá en el oscuro rincón de una tienda de vídeos para adultos y nadie sabrá nunca nada. Desafortunadamente para él, el film se convierte en la revelación del año y pronto será una película de culto.Un dulcísimo horror freak.

Curiosidades: Trey Parker, guionista de South Park y Team America, es también guionista de esta película, productor (qué forma de gastarse el dinero) montador y ¡protagonista!

Analicemos al malo:

Inteligencia: un 6. Sabe cómo hacer negocios, pero rec ordemos, su negocio es el porno cutre.
Poder: un 5, es un tirano de pacotilla.
Vileza: 4, pretende convertir a la novia de Joe en una estrella del porno... jo, qué malo.
Dominio: un 7, hace lo que le da la gana gracias a sus chillidos insoportables.
Pureza: otro 7, un tío con mucha ansia y avaricia.
Físico: un 5... miedo, lo que se dice miedo, no da.

Total: 34, mejorando al mes pasado, pero flojo

viernes, 3 de junio de 2005

MENSAJE ENCRIPTADO

"y crujió su espinazo por mi brazo"
Rubén Darío

Te tuve algunas (pocas) horas
en una selva infantil (de algodón)
y aunque no me gustaba el ripio
lo practiqué en tu cuerpo
(so excited!)
por retenerte un poco y que me amaras (algo)

Y crujió el mío
por el tuyo
(primero)
y el tuyo por el mío
mucho tiempo después de que te fueras.

Image hosted by Photobucket.com

jueves, 2 de junio de 2005

GROUPIE MOMENTS (II)

Baby Horror

Quien esté añorando a los Fresones Rebeldes o incluso si los odiábais es el momento de desquitaros con Baby Horror, un grupo de punk-poppy (muy golosón, por cierto), un "horror" entre los Ramones y el más puro estilo Glam (¿la gira que nunca hicieron Siniestro Total y Alaska?, ¿un homenaje a La Honorable Sociedad?)
Image hosted by Photobucket.com

Una batería (Annie Baby), un guitarra (J. Horror) y una caja de ritmos (que comparten como buenos compañeros, aunque, por comodidad, maneja él) es todo su tesoro. Para que luego digan que no se le puede sacar partido a dos instrumentos (y uno de ellos ni siquiera da notas)

Electricidad y chicle, letras sobre mujeres lobo y siniestros ligues nos transportan a la serie B (la novia de Chucky bebiendo batidos de fresa) Por cierto, tienen un puntito billy que es irresistible.

Cuatro discos en el mercado (todos muy baratitos) Del último se pueden oir algunos cortes en la página del Fnac.
Image hosted by Photobucket.com

miércoles, 1 de junio de 2005

PRINCIPIO Y FIN

Cuando fui Adán
tenía los pies de barro.
Y no conocía el fuego ni la muerte.
No tenía ni quería.
Cuando fui Adán.
Era y fui.

Image hosted by Photobucket.com