lunes, 31 de octubre de 2005

TENGO HAMBRE

Tengo hambre de llaves. De llaves inglesas y francesas (como la tortilla y los besos con lengua), de llaves encontradas en el piso alto de un colegio que luego son robadas porque para lo que te queda de estar en el convento... De llaves {tengo hambre}
Tengo hambre de cluster (grupo de varios proyectos en un área específica cuya formulación, apoyo y revisión se realizará conjuntamente) De meteorito. Quiero saludar al perro aquel que se llamaba Cluster y tenía un cluster del ordenador averiado. ¿Esto no debería llevar una tilde en esa solitaria U?
Tengo hambre de prefijos, que siempre saben a poco, por mucho que los redigieras: siempre sale la misma sustancia, hunda profunda.
Pero sobre todo tengo hambre de una cosa, hambre ancestral, hambre que ya mis arcaicos predecesores tuvieron (y cuerdo recuerdo que yo nunca fui Australophitecus, que soy de familia noble) Tengo hambre de oscuridad para poder ver la luz. Sí, en el codo recodo.

viernes, 28 de octubre de 2005

ESCONDIDO DENTRO

Y sentí, como de otro mundo, traspasándome, cayendo sobre mí, el inmenso grito de la naturaleza.

Image hosted by Photobucket.com

miércoles, 26 de octubre de 2005

REBELAOS, REBELAOS

Las Reales Instituciones, en general, y las Reales Academias, en particular, se empeñan en obviar los problemas. Y cuando los hay (porque haberlos haylos) prefieren solucionarlo del modo más rápido. He aquí el famoso fenómeno del artículo antecediendo al año y su falta en todos los años que contienen 1000: decimos octubre del 650, pero febrero de 1300 (aunque el artículo también puede usarse en este último)
Cuando la humanidad occidental llegó al año 2000, además de no saber cuándo cambiaba el siglo, si en el 2000 o en el 2001 (primer jari conocido) la Real Academia de la Lengua Española (esta que lo es) dijo: "queridos hablantes ideales e irreales, no digáis febrero del 2000, puesto que decíamos febrero de 1999" Entonces los lingüistas dijeron "sí, sí, pero también decimos marzo del 411 y primer cuarto del siglo XI, eso no soluciona nada" Y la Academia (que lo es) contestó: "me importa un pimiento (y no me hagáis hablar mal, que limpio, lijo y pulo con mi Black&Decker, anglicismo que me permito usar porque lo soy) así que usamos todos la preposición sin artículo porque lo digo yo, usía de mí (que no mío)"
¿Problema?, ¿qué problema?
NOTA: Por si a alguien le interesa, se cree que la ausencia de artículo en el año 1000 se debe a que se tomó como un nombre propio. Aunque esto no es seguro, al menos denota una reflexión, no un simple "ordeno y mando"

martes, 25 de octubre de 2005

TAREA FÁCIL

"Mi querido Juan, si yo te hablo es por algo, si te digo las cosas no es porque me dé la gana a mí hablar y hablar para las paredes. Mis órdenes son siempre sencillas, fáciles de seguir y de cumplir. Y, créeme, todo tiene su porqué, ya te he dicho: no es un capricho mío que te mande hacer una cosa. El caso es que tú, por fin, lo haces, pero ¿de qué nos sirve si no lo haces bien? Si yo te indico con tremenda precisión todo lo que necesito es porque lo voy a necesitar. Es que yo creo que no era tan difícil. No sólo te lo vine repitiendo los siete días de la semana pasada, sino que, encima, te dejé un papel con todo anotado, pero, claro, lo abrás perdido, como haces con todo. Y ya te lo decía siempre: que un día ibas a perder la cabeza. Así, mi amor, si yo te pido 50 metros de papel para envolver ¿por qué me traes sólo 20, querido? Estoy esperando tu respuesta y que estés descuartizado no es excusa. Porque, dime, mi vida ¿ahora con qué te envuelvo?"
Image hosted by Photobucket.com

lunes, 24 de octubre de 2005

REVERSIONES

Cuando todo parece estable... vuelta a empezar, off para hacer on en el minuto siguiente. ¿Por qué no dejarlo?, ¿por qué seguir intentando que no se apague nunca más?, ¿por qué seguir haciendo reversiones hasta encontrar el momento adecuado? Porque, al menos, se puede volver hacia atrás en el tiempo, que es algo poco usual. Menos mal que es sólo un ordenador, si los humanos pudieran hacerlo... apañados estábamos.

domingo, 23 de octubre de 2005

RECETA IMPROVISADA

Monsieur Cadbury sabía que mezclando cilantro y el comino lo único que conseguiría sería un amargo sabor. Así que decidió no usarlo en la fabricación de un nuevo caramelo. Por otra parte, la industria del dulce estaba de capa caída, ya que el inicio de la Gran Guerra había hecho caer en picado las ventas de todo lo que no fuera imprescindible. Por esas mismas fechas, en las trincheras francesas, se inventaba la margarina, una fuente de energía vegetal, barata y conservable.
La esposa de monsieur Cadbury, madame Cadbury, cuyo nombre era Didi o quizá Beatrice, veía preocupada cómo su marido intentaba descubrir el caramelo perfecto, algo así como la margarina de los caramelos. Pero se negaba a desterrar el cilñantro y el comino como ingredientes, "son la base de nuestra cultura judeo-árabe", solía decir a Didi (o Beatrice, quién sabe) "¿Y njo puedes usar un sabor cristiano antes de que nos arruinemos.?", le contestaba ella.
Monsieur Cadbury había sido el primero en comercializar regaliz, en hacer prototipos del chicle y en introducir relleno a los caramelos rellenos (que antes eran tan solo caramelos, porque si no hubieran demostrado ser una gran falacia) Por tanto se negaba a admitir una derrota, aunque empezaba a venirse abajo.
En 1918, a pocos meses de que acabara la Gran Guerra, el destino de monsieur Cadbury cambió para siempre. Recibió la visita de un joven austriaco, de unos 30 años, que le encargó una receta para un dulce, eso sí, era indispensable que éste llevara cilantro y comino. Monsieur Cadbury lloraba de emopción, ese hombre era un alma gemela que había comprendido cómo el cilantro y el comino, especias humildes y minúsculas, podían aunar las bases de dos culturas cuasi-hermanas. Cuando el caramelo estuvo hecho, monsieur Cadbury, insistió en que su cliente lo probara para que sus sentidos quedaran, cuando menos, exaltados. El joven se negó, el caramelo iba a cumplir una función más importante, mucho más que Mata-Hari. Había nacido el cubito de caldo express (a quien seguiremos en próximas aventuras)

sábado, 22 de octubre de 2005

ART NOUVEAU

¿Saben las sombras que bajo la sábana se hunde un modernista (de esos del gai trinar)? Sacaba a su cisne en promenade (bajo el ala aleve del leve abanico) y sollozaba recitando "justicia por doña Inés, pero no contra don Juan" mientras ponía un diente (de perla, perlado y aterciopelado, con peciolo, de menta, mentolado y acaramelado) en cada punto de cada i. Y la absenta sabe a humo que sube y la escalera asciende a un suelo lejano... ¿o era sueño? Y corrió su espinazo por mi brazo... tan callando. Malos tiempos para los arcos ojivales.

jueves, 20 de octubre de 2005

RESERVA (POSTS IN MEMORIAM)

Decía un poema:
Escribo un poema cada minuto.
No es suficiente: aún respiro más veces.
La cabeza suele dar vueltas, a veces sobre misma, a veces alrededor de cosas. Y como no se para, lo mejor es hacer algo productivo con ella. Ya sabéis... respirar... escribir... (y aquí alguna frasecilla hamletiana)
Puedes escribir mil palabras seguidas. Puedes no escribir nada. Y siempre estarás respiriendo. Porque la cabeza sigue dando vueltas (rotación y traslación) Y quieres que te lean. Y lo mejor es tener una reserva de vinos buenos y malos. Aunque ya no quede nadie.

martes, 18 de octubre de 2005

(INESPECIFICIDAD)

Yo. Como cansada o como preguntando por el vacío. Como sintiendo algo... así como plano. No es tristeza, no es penuria; es algo así como una alegría nerviosa sin felicidad. Como atribulada, pero sin problemas; como sin fondo.

Tú. Con una pregunta siempre en los labios, lo que yo no puedo responder. Tristeza pura y dura, real y tangible (específica). Como maldito, como diario.

Él. Sonriendo como tímido, como con una idea fija en mente (que yo desconozco y tú crees saber)

Nosotros. Como extraños, pero entrelazados; como aturdidos, pero acompañados. Como llorando, como clamando... en silencio.

Vosotros. Gritando verdades como mentirosas, cocinando un guiso como espeso.

Ellos. Hablan con ojos como ciegos.

Así estamos... así como vivos.

lunes, 17 de octubre de 2005

MALOS-MALÍSIMOS (VI)

Aunque este mes se ha hecho esperar, tenemos un maloso que es ya un clásico:

Ghostface (Scream) Image hosted by Photobucket.com

¿Cómo puedes hacer una película de terror que tenga éxito? Parodiando, sin que se note, a todas las demás. La fórmula era bastante sencilla: montruito, señales reconocibles, un poco de sexo y mucho enredo. A partir de aquí se acabaron las películas de terror porque con esta se vieron demasiado los hilos.

INTELIGENCIA: 7, sabe mucho sobre el funcionamiento del sistema: cómo actuar, dónde, a quién.

PODER: 7, estamos hablando de una pareja de asesinos y eso suma, pero son muy tiernos y joveznos para nada demasiado grave.

VILEZA: 9, va a por todos.

DOMINIO: 8, tienen un plan perfectamente diseñado.

PUREZA: 8, uno es serio, el otro apasionado. Sálvese quien pueda.

FÍSICO: 8, la máscara ha marcado un hito (aunque sea una copia barata de Munch) No olvidemos que se lo montan para poder estar en dos sitios a la vez.

TOTAL: 47, se nota que eran dos.

jueves, 13 de octubre de 2005

SER LEXICÓGRAFO

Acabo de percatarme de que (sí, "percatarse de", no es dequeísmo, por tranquilizar mi conciencia) el título es ambiguo: ¿nos referimos a un ente que es lexicógrafo o al hecho de dedicarse a la lexicografía?
Supongo que los lexicógrafos, los que hacen diccionarios, tendrán su método de trabajo X. Como yo lo desconozco, y la ignorancia es muy atrevida, no sé qué puede llevar a una persona a ponerse a escribir un diccionario (nada más y nada menos, señores) Claro está que hoy día nadie (casi nadie) se pone a ello, para eso están las Reales Instituciones y Editoriales (también con mayúscula, porque los dioxes son los dioxes), que tiran de archivo, pero mirad a María Moliner y a aquellos gramáticos del siglo XV... ¡cuando no existían ordenadores!
Cómo se escribe un diccionario es, en definitiva, mi curiosidad. ¿Se pone uno y escribe palabras según se le ocurren? Pero se te pueden olvidar, así que lo mejor es copiarse de lo ya hecho y ampliar, pero entonces ¿no es eso plagio? En realidad ¿no plagia un novelista cualquiera a los lexicógrafos usando y hasta copiando palabras de sus obras?
Por otro lado, un lexicógrafo no se enfrenta a problemas científicos, no trabaja con la lingüística, ni con la semántica (aunque parezca que sí) Su problema es el de las piezas léxicoas y sus cuitas van de "¿pongo dos entradas diferentes para 'corte'?" hasta "¿no será demasiado enciclopédico decir que la ballena es un mamífero?" Porque, señores, paradójicamente, aunque no sepamos que la ballena es un mamífero podemos mantener una conversación sobre ellas e incluso reconocerlas en el mar, así que ¿cuál es el significado de "ballena"? El lexicógrafo no lo sabe (cif. Manoletti Cousteau)
En conclusión, creo que hacer diccionarios es un trabajo un poco triste (me dejaría convencer, pero se va a necesitar mucha capacidad disuasoria), casi tan malo como el de aquel que tenía que bajar una palanca cada 60 minutos en una mina oscura. Mamá, no quiero ser lexicógrafa, no quiero ser un ser lexicógrafo.

martes, 11 de octubre de 2005

ME ENGAÑAN

Seguro que, con más frecuencia de la que uno desearía, os habéis sentido engañados. No hablo de la publicidad (estoy recordando una caricatura o un gag donde un hombre, muy a la moda ,se quejaba ante una televisión, que reía cruel, diciendo "¿por qué?, lo he comprado todo y no soy feliz") (perdón por estas proposiciones tan pesadas y difíciles de procesar, pero soy adicta a las oraciones largas e inconexas, que es la única forma de entenderse mal, o sea, bien) No me voy a poner a analizar todo lo que miente la tele, porque es mucho. No, me refiero a cosas más simples, a ese amigo que te dice "ya te llamaré" y... ¿a vosotros os ha llamado? porque lo que es a mí...
Me veo ahora mismo en una situación de engaño. Me prometen llamarme de la tienda de libros ("Voluta", no se llama así, pero casi) sita en la calle Ramón y Cajal (ambos muy buena gente) Me dicen "te llamaremos la semana que viene para avisarte de que tus libros ya han llegado" Pero no me llaman. Y reabren muchas viejas heridas: aquel novio que me daba largas; aquel profesor que te explicaba las cosas a medias; aquella hermana que te contaba auténticas "milongas", aunque a ella la perdono porque a) la quiero mucho y b) denotaba una tremenda imaginación... y, por supuesto, me recuerda al mayor engaño en que me he visto envuelta: los zapatos que Pablo prometió regalarme y nunca me regaló. Pablo, querido, ya no calzo un 36, eso fue hace 15 años (por si aún no has muerto y te apetece cumplir tu promesa)
Así pues, indignada y con el recuerdo dolido, lanzo un mensaje a los miembros de "Voluta" (que no van a leer esto): dejad de engañarme y dadme mis libros, que los necesito (cabrones)

viernes, 7 de octubre de 2005

GROUPIE MOMENTS (VI)

DEVO
Aunque el nombre nos recuerda a la teoría biológica de la Evo-Devo, todos podemos recordar algún éxito de uno de los grupos más incomprendidos de la historia. De hecho, tomaron su nombre de ahí "de-evolution": la humanidad se ha desarrollado y ahora está volviendo a las cloacas (cosa que ellos evidenciaron en la sociedad americana) Su idea es que la humanidad se había desarrollado a base de mutantes comerdores de cerebros (¿demasiado complicado para una banda de rock?) Su lema ya incluía la duda "¿No somos hombres? ¡Somos Devo!"Image hosted by Photobucket.com Los componentes de Devo vestidos de "ninjas"
Estos delirantes genios nacen en Ohio en 1972, cuando reinaban por un lado los hippies y el punk estaba naciendo. No se adhieren ni a unos ni a otros, de ahí su famosa frase "reaccionar es reaccionario. Devo acciona".
Explicar algo sobre Devo resulta complicado ya que ellos mismos se encargaron de crear una imagen que nadie acababa de comprender. Inventores de la "Devobox" (una especie de sintetizador) su música era más bien sencilla, electrónica, robótica, rígida, algo que en los 70 no habían oído jamás. Lo demás era todo estética: macetas en la cabeza, gafas de bucear, pelo de muñeco y el mítico "Booji boy" (una máscara de bebé que intentaba pronunciar "Boogie boy" -a quien imitaban y a quien dedicaré un post algún día-, un símbolo de la regresión infantil) Usaban tostadoras y tambores de juguete y consiguieron experiementar como nadie lo había hecho hasta entonces.
En los 80 la libertad general y musical, en particular, hizo que otros muchos grupos empezaran a hacer esta música sencilla y básica, sólo que lo que para Devo era una crítica de la sociedad deshumanizada, para los grupos de los 80 era una forma de hacer arte. Con su característica forma de ser incluyó en otros muchos grupos (se ha visto el inicio del punk y de la new wave en ellos y los componentes de Nirvana se declaraban fans de Devo) pero fue relegado a grupo de culto ya que sus peculiaridades no tenían cabida en ningún mercado.
Entre lo gamberro y lo social, Devo se autofagocitó por falta de repertorio. Pero siguen vivos... en alguna parte de Akron.

miércoles, 5 de octubre de 2005

19:27

El Sol ha tenido un día duro, muchas emociones y miradas hoy. Ya se va a la cama, en un ratito, estará cenando ahora, supongo yo.
Tengo los pies fríos, normal, voy descalza, como los indios, que tienen los pies cuadrados y no soportan zapatos, justo igual que yo.
Estoy a la espera, pero estoy tranquila. No cambia nada que venga o no venga. Algo de ocio, quizá, pero estoy bien, puedo verlo mañana o al otro... da igual porque no da igual: él está ahí, siempre.
19 y 27, hora de contar, darme explicaciones y preguntarme lo que nadie me pregunta más lo que pregunto a los demás (¿"cuánto pesa la Tierra?", "¿por qué los niños aprenden a hablar tan rápido?")
19 y 27, sólo un minudo al día que no volverá a ser igual mañana, porque las 19 horas y 27 minutos precedentes habrán sido diferentes. Y ya no habrá preguntas, quizá. Tal vez haya respuestas o silencio o ruido del que no dice nada pero te calla.
19 y 27 han muerto hace ya rato.

martes, 4 de octubre de 2005

...Y ES QUE ELLA NO ES DE AQUÍ

A veces las ideas surgen de las cosas más tontas. Con la visión de una nube uno acaba pensando en la muerte (sí, las nubes tienen ese efecto, qué le vamos a hacer) y escuchando los grititos de los murciélagos en un helado amanecer de otoño se recuerda a los padres, que no nos comprenden, pero nos quieren. Por eso a veces los títulos de los poemas no tienen ninguna relación con el contenido del mismo o, al menos, no es nada obvia.
Cuando me piden ayuda siento la irrefrenable necesidad de prestarla. Pero hoy me he ido sin decir adiós, porque ya estoy harta (aunque he cargado con un libro toda la mañana) Pero me siento bien, no me he dejado pisar, he ido a lo mío, de Cátedra a Castalia sin preocuparme de nadie. Qué vil soy.
Y la música se acaba de atascar por enésima vez. Dios, qué sueño tengo.
Pero ella siempre será de fuera. Y su ¿novio? también, aunque no tenga nombre (aún)

lunes, 3 de octubre de 2005

"VISITARÉ LOS USA", BABY HORROR

Cada día sueño con visitar los USA,
cada día ese sueño me hace enloquecer,
la tumba de Angus yo quiero ver,
la de Buddy Holly no me puedo perder
y la de Gigi Allen lo merece también.
Cada día sueño con visitar los USA,
he ahorrado dinero, lo voy a hacer,
mendigar por Hollywood,
me sentiré como si fuera Ed Wood,
y esas estrellas en el suelo yo las quiero ver.
El Bronx yo me iré a ver,
compraré una botella y una bolsa de papel,
con un arma me haré,
o tú me disparas o yo te mataré.