martes, 3 de enero de 2006

SCARY SLEEP OVER

Image hosted by Photobucket.comScary Sleep Over es uno de esos mini juegos que pululan por internet y nos hacen las maxi esperas un poquito menos amargas. Se trata de tu poder para asustar (acojonamiento powa) a un crío que se ha mudado a una casa encantada. Tienes que ir usando trampitas que van apareciendo cada hora y que cada vez son más terroríficas: la cama que se mueve, el monstruo del armario, el ataud que se abre, etc. El niño va paseando por la habitación y nuestro deber es activar la trampa adecuada justo cuando esté cerca para que se entere bien y no le quede la menor duda de que vamos a por él. Si le asustas lo suficiente, el criajo activa una alarma que le saca del cuarto oscuro y se marcha de tus dominios. Tienes de 9 de la noche a 6 de la mañana para llevar a cabo tu misión. Para ver el grado de impresión que estás causando en la criaturita, abajo a la izquierda nos muestran los latidos de su corazónSi se activan las trampas muy seguidas, el muchacho se acostumbra y pasa de ti, paseando entre ratas, serpientes y demonios. Por eso hay que tener cuidado y saber esperar. Mi consejo es que siempre guardéis unas cuantas trampas para los momentos finales y no empecéis a ponerlas en marcha hasta pasadas un par de horas, cuando el pequeño se haya confiado. Mi record es echarle a la 1 de la madrugada.
Image hosted by Photobucket.comImage hosted by Photobucket.com
El niño pasea despreocupado El niño se asusta gracias a nuestro ingenio
[No tengo nada en contra de los niños, me encantan, si hubiera sido un oso de peluche jugaría con más placer]

7 comentarios:

"Un-updated" Marko dijo...

Jajajaj!! en serio!! habrá que porbarlo!!

juank sinclair fantoba dijo...

Primer intento: No he conseguido acojonar al niño. Seguiré informando. Me jode porque sé que yo estaría acojonadín desde el primer momento. Estos niños no son los de antes.

Jane Vicente dijo...

Tenemos dos opciones: o bien este niño es un insensible, o bien le han ofrecido una sustanciosa recompensa por aguantar como un maldito*.
Anda que me iba a quedar yo tan pancha en la habitación después de ver todo lo que el niño ve.


-------------
* Hay una tercera opción pero me gusta menos: soy nula como asustadora.

Edryas dijo...

No es fácil, el jueguecito, a mí me ha costado meses, pero el truco está en ir despacito y con clama... justo para que él la pierda.

Graci dijo...

En conclusión, que el niño no es que pase miedo es que se harta de tí por plasta y decide que o se hace el asustado o penca de aburrimiento.
Aprovecho la oportunidad que me has brindado Bertín (parafraseando a cualquier "Menuda Estrella")diré que se hace una referencia a mi persona en el mes de septiembre como la hermana "milonguera"-que digo yo que como no tienes otra debo ser yo-, y que a pesar de las puntualizaciones a y b que me consuelan, diré en mi favor que si bien es cierto que hubo historias falsas (falsísimas) era harto difícil tenerte entretenida y que si a uno le dan poder para aprovechar la inocencia de otro cuenta historias, las que sean, con tal de ver la cara de alucine que pone el interlocutor. Tú habrías hecho lo mismo, entiéndelo.

Graci dijo...

Ah, y que seas buena que los Reyes Magos lo ven todo eh?

josemoya dijo...

Al segundo intento conseguí echar al niño... a las 5:58!!! Penoso, verdad?