viernes, 20 de enero de 2006

...Y FLECHU HIZO ¡ÑAM!

Nadie sabe lo que es ver cómo ponen una inyección a una animalito de 10 gramos (Carlos, el veterinario, calculó a ojo, por supuesto) Pero... ha hecho efecto y tras ofrecerlo caballa se ha tirado a ella como la tortuga diabólica (que debe ser) Lógico, llevaba 15 días con sus noches sin dormir. Por otro lado, nunca le había dado caballa (sí, merluza) y, sobre todo, comida seca y asquerosa, incluso comida de gatos (al parecer el siamese food le iba muy bien al resto de tortugas) En fin, Flechu es sibarita: caballa. Por fin respiro en paz.

4 comentarios:

Gacelo dijo...

Por fin!!!!! Esto hay que celebrarlo. Por cierto, lo que lleva es 15 días sin comer (no sin dormir), para que los no instruidos en Flechu sepan de qué se trata.

Rafa dijo...

Ahora me queda más claro. ¡Bien por Flechu, el veterinario y la caballa!
...¿es una tortuga, verdad?

Edryas dijo...

Ups, la que no dormía era yo

josemoya dijo...

Leí algo sobre el peligro de utilizar pescado con tortugas. Nosequé de una antivitamina o algo así. En cualquier caso, las mías (que también sufrieron sus inyecciones) acabaron pereciendo, no sólo de desnutrición o avitaminosis A, sino por cierto accidente doméstico... Aunque el termostato deje el agua fría, nunca lo cambies por un sistema basado en temporizadores.