domingo, 5 de febrero de 2006

CARO DATA VERNICULIS

Caro data verniculis a ti también, amigo.
Espero que esa máscara sea de tu talla,
amigo,
que tu grandeza no sea demasiada
y no la pierdas,
que tu corona siga rodeada de míseros fieles
dementes.
Y que te quede saliva aún para el no viaje.


Caro data verniculis, ya sabes,
yo seguiré por aquí todavía un tiempo,
más que nada por ver
quién, al final, vence:
el cinismo gana adeptos en tu secta.
Caro data verniculis, te saludo,
escribe cuando llegues,
yo no estoy muerta.

No hay comentarios: