jueves, 3 de abril de 2008

Un poema muy antiguo


Mayo es el mes de los treinta grados.
Los sentimientos aún son nuevos,
más tarde serán un saldo,
y las historias recomienzan
sin respetar su final
ni discriminarlo.

Mayo es el mes de los treinta grados
y cuecen a fuego lento
ojos y labios
atemporales.

Mayo es un mes sin reflejos,
sin pereza ni actividad
para que limpies y manches
y peques y no perdones.

1 comentario:

A.V.G. dijo...

Pues mayo a mi me gsuta mucho. Es nuestro mes. También como diría una educación católica-apostólica es el mes de María. Acordémonos de un acanción "Con Flores a María..."

Esa EGB de moda (en desuso y en deslegalidad)

Besos y ABrazos.