lunes, 3 de abril de 2006

McDONALD'S VIDEOGAME


Tanto si te apasiona el McDonalds como si no, tanto si disfrutas con el capitalismo salvaje como si lo odias... este juego te enganchará. McDonalds Videogame nos muestra el complicado mundo empresarial de una hamburguesería de prestigio que se ha instalado en la ciudad de Sao Josè (ciudad tercermundista, of course) Tu misión es controlar 4 áreas:

1) Cultivos y ganado. Tienes unas tierras en las que plantar soja (para alimentar posteriormente al ganado -ver 2-) o pasto para las vacas. El coste de la plantación es menor si lo haces en bosque o en la aldea de los indios (son así de hijoputines) Además, hay otras tierras pertenecientes a Sao Josè que sólo podrás usar untando al alcalde (y no es barato) Se puede hacer soja transgénica: el tiempo apremia.


2)Engorde y matadero. En esta sala están las vacas que han alcanzado un tamaño considerable en la sección anterior. Se les da la soja que se ha cultivado y, poco a poco, van engordando hasta que se las hace hamburguesas. Si queremos hacer esto más rápido podemos hormonar su comida (mmmm!!!) Para ahorrarnos unas perrilas podemos, además, añadir alimentos industriales y harinas animales. Pero ¡cuidado! epidemias y vacas locas amenazan tu granjita. Tranquilos: podemos aniquilar a las vacas enfermas, eso sí, lo ideal es dejar de echarles mierda en la comida.


3)Restaurante. Tres mostradores y tres parrillas en los que hay que ir contratando a empleados según va aumentando la afluencia de clientes. Los empleados, además de escupir en la comida, se ponen tontos y tienes que regañarlos, subirles el sueldo (no lo aconsejo) o despedirlos (medidas drásticas)


4)Cuartel general (mercadeo y publis) Aquí nos informan de cómo van las cuentas. Además, se nos muestra el enfado de nuestros posibles enemigos: los ecologistas, el movimiento antiglobalización, las asociaciones de consumidores... toda la gente a la que estamos puteando, en definitiva. Para acabar con sus iras que nos quitan clientes se pueden hacer varias cosas: a) dejar de putearles (no talar más bosques, no despedir a los empleados, dejar de meter ascos en la comida...); b)contratar publicidad específica para cada colectivo (además, hay una publicidad general destinada al gran público); c)sobornar a un miembro de ese colectivo para tenerlos controlados (y engañados)


Aunque parece un juego complicado es, en realidad, bastante simple. Se empieza con 50.000$ y pierdes al llegar a -40.000$ Yo siempre pierdo, por cierto, aunque a veces duro más.


Ánimo y a ver si lleváis a la cima a esta noble firma que tantos años de tracidión tiene.

3 comentarios:

Rafa dijo...

Si es que jugando a esto se entiende perfectamente por qué los pobres empresarios se ven obligados a hormonar el pienso y a destruir bosques para plantar soja. ¡No les queda otro remedio! ¡Son víctimas del sistema!
Y luego todos esos protestones grupos de presión ¡Ajjj! ¿no pueden dejarme ganar dinero en paz?

Edryas dijo...

No lo he comentado, pero el nivel del mar que se ve en la zona agrícola va subiendo y subiendo según destrozas el ecosistema. me pregunto si acabará por descordarse.

josemoya dijo...

Tiene muy buena pinta. Creo que me lo descargaré.