sábado, 6 de mayo de 2006

MALOS-MALÍSIMOS (XIII)

DRÁCULA
Aunque es un malo clásico, he escogido la versión de Coppola. ¿Por qué? Porque sale Gary Oldman, el actor que, junto con Malcovich, más personajes de malo ha acumulado. Lo que siempre me ha flipado bastante es que tenía un atractivo (o sex-appeal) que dejaba bastante tontas a las mujeres, cosa que no funcionaba con los hombres (no había versión gay, yo la reivindico desde aquí) Mi único problema con el personaje: era conde, y la nobleza must die.
INTELIGENCIA: 7, la inteligencia media de este tipo de sujetos.
PODER: 8, se transforma y lleva siglos dando guerra. Su debilidad: no dura 24 horas, el día le hace pupa.
VILEZA: 10, mata sin distinción movido por el hambre. Y yo diría que tiene algún pacto satánico.
CONTROL: 10, manipulador sin rival.
PUREZA: 8, el hecho de ser un asesino no acaba de quitarle esa parte romñantica que todos llevamos dentro (no se lleva el 10 por eso)
FÍSICO: 10, hombre-sombra, zombi, abuelo con moños, tío bueno... ¿alguien da más?
TOTAL: 53, no se esperaba menos de él.

1 comentario:

Rafa dijo...

Yo diría que lo más parecido a una versión gay de Drácula es Antonio Banderas en "Entrevista con el vampiro", pero claro, eso es otro rollo distinto.