miércoles, 3 de mayo de 2006

McGIVER Y LOS VASCOS

McGiver, ese aventurero sin oficio (¿en qué universidad estudió?) nos da toda una clase de etnografía en su visita al País Vasco.
Los vascos, guerrilleros feos, unicejos, con boina, cantan una especie de himno que podría ser de cualquier cultura, mientras saltan y hacen una gimnasia sueca muy interesante.

McGiver, experto en la cultura vascuence, se quita su ropa de explorador y se confunde entre la población con una toalla atada a la cintura. Nos enseña cómo funciona la cocina vasca (puchero en fuego, en medio del campamento de guerrilleros vascos... aprende Arguiñano) y nos explica el objetivo final de la guerrilla tramontana: construir una bomba atómica (¿Y esto lo sabe Otegui?)
Los unicejos con boina calda hasta las narices han secuestrado a una pobre geóloga a la que tienen presa en una cabaña de madera. Los vascos pretenden que ella les ayude en sus maléficos y atómicos planes, porque son muy incultos y no han caído en que la doctora es geóloga y no física. La geóloga pone carita de "no te pases McGiver, no son tan anormalos, sólo son salvajes" Pero lo dicho, dicho queda. Por cierto, que de fondo nunca deja de oirse el canto medieval del vasco gritón.
McGiver, en otro alarde de sabiduría, se camufla con la doctora colocándose unos monos de mecánico (muy usados en esa tierra) Por supuesto, ella se coloca una boina.
Las duchas del campamento son precolombinas y sus usuarios poco menos que animales: hombres fuertes, aguerridos, morenos, con ojos achinados y acento ¿mejicano? Es inidentificable.
El euskera es una serie de sílabas donde se repite el sonido [z] Suena a chino.
McGiver y la doctora huyen por un campo parecido a Cercedilla, perseguidos por la horda vasca armada de escopetillas de caza y vestidos con boina y chaleco.
Cuando consiguen huir, los vascos se muestran visiblemente enfadados y empiezan a lanzar irrintxis o gritos tribales. Espectacular la imagen de los chalecos montados en una bañlsa de goma: paletos en remojo.
Finalmente, consiguen escapar de los mortales rápidos vascos (yo no los he visto nunca... ¿será la ría de Bilbao?)

4 comentarios:

josemoya dijo...

¡Diossss! Merece la pena descargárselo, como muestra de la habilidad para caracterización y localización de escenarios. Quizá alguien les dijo que había colonias de vascos en Nuevo Méjico y decidieron buscar unos miles de millas más al sur...

Jane Vicente dijo...

No tiene desperdicio.
Por cierto, que acabo de ver en las noticias que los souvenirs más vendidos en Cataluña son el torito, la muñeca-sevillana y... ¡¡el sombrero mexicano!! Si es que, encima, vamos haciendo méritos para que la mitad superior de América se crea que España está "por ahí abajo..."

Graci dijo...

Me ha encantado. Destaco: el comienzo "los guerrilleros vascos son pueblos ancestrales que siempre han estado en lucha con Francia o España y que de vez en cuando secuestran a un turista americano" (¿¿¿!???)...claro, algún yankee perdido del Camino de Santiago o qué?. También son notables los gritos tribales propios de sioux...a los productores les convenció el documentador sobre culturas hispánicas de que todos los pueblos diferentes al de los colonos gritan cuando atacan y cortan cabelleras y ellos se lo creyeron. Además del gritito de bajada mola ver como en el año 80 los guerrilleros vascos (que deben representar la ETA no?) se duchaban enmedio del campo y eran rurales de los valles profundos del Nervión...así les pasa a los yankees que subestiman el poder de la guerrilla y mira lo que les pasa

Rafa dijo...

Un pedazo de capítulo, sin lugar a dudas. No sé por qué pero me vino a la cabeza durante el comienzo de "La pelota vasca" me refiero sólo a esas secuencias de un antiguo documental ¿estadounidense? en blanco y negro.