martes, 20 de junio de 2006

Audio a scelestus quod hombre fraudulentus

Esta bonita frase en pseudo latín es lo que repiten los monjes del videojuego del Código da Vinci (como el libro y la película son como un videojuego, he optado por la autenticidad de este medio) He estado jugando últimamente a él, aunque no creo que juegue mucho más porque alguien ha grabado encima de la partida (don't worry, Gacelo, el juego no merecía tanto la pena, estamos curtidos ya de gymkanas y siempre creímos mucho más interesante que el vinagre del criptex cayera en los ojos y no en el pergamino)
En cualquier caso, la frase en cuestión se traduciría del siguiente modo "oigo ¿a un? malvado que ¿es un? hombre fraudulento" (se apañen, oigan)
Lo curioso es que la frase es muy pegadiza porque tiene mucho ritmo. Se trata de un verso alejandrino (7+7): au-dio-a-s-ce-les-tus (dudo si unir a y s en una sola sílaba, pero como tengo propblemas para pronunciar la s líquida, lo dejamos así y me sigue cuadrando la teoría del verso alejandrino)//quod-hom-bre-frau-du-len-tus. Recitado bien, uno acaba cantando.
Casi tan bueno como "quie-roun-bo-ca-di-llo-de-tor-ti-lla"

6 comentarios:

Jane Vicente dijo...

¿Audio a scelestus quod hombre fraudulentus? Madre mía. Esto sí que es latín macarrónico y no lo que me encuentro yo en mis textos...

Edryas dijo...

Sí, se supone que lo justifican diciendo que es entre un latín moderno y un inglés antiguo (que venga el Opus y lo vea, yo sólo retrasmito)

Rafa dijo...

El concepto de "latín moderno" me parece más macarrónico aún que el hecho de que exista un videojuego del Código Da Vinci. ¿Lo protagonizan Hanks y Tautou? ¿Es realmente igual que el libro y la peli o han cambiado acertijos para que tenga más enjundia? Desde luego con la frasecita se han salido los tíos.

Edryas dijo...

Han cambiado cosas, creo. Los personajes no se parecen mucho a los actores (bueno, nada) Lo mejor del juego hasta donde he visto es: la frase, el chaleco de raso de Robert, la insoportable certeza de que yo con la falda que lleva ella no podría hacerme esas piruladas.

Lo peor: el peinado de ella, que el vinagre del criptex no caiga en los ojos (qué fallo), que cuando corre y se fatiga empieza a gemir que parece otra cosa (¿o meto eso en lo mejor?)

Anónimo dijo...

Hola. Soy Rafael Sarmentero. Y estoy en el trabajo. Ánimo con tus creaciones.

josemoya dijo...

Sí, un poco macarrónico ese latín...