viernes, 23 de junio de 2006

TETRUÑOS: TEORÍAS PSEUDOCIENTÍFICAS Y PATRAÑUDAS (V)

SSSSSSHHHHHH... SILENCIO: LOS INGLESES HABLAN

¿Qué tendrá ese sonido sibilante y el gesto del dedo vertical para hacernos callar?

Indagando en la antropología humana (claro, no va a ser en la antropología animal) he descubierto por qué se usa esto para pedir silencio y no,por ejemplo, una mano tapando la boca y el sonido [i:] (i larga)

El sonido sibilante es, sin duda, un sonido suave, marítimo, relajante. Es el sonido de las serpientes que también usan sus encantadores (amaestradores, más bien) Comprobamos que el sonido es hipnótico en nuestras propias carnes: Experimento: realice el sonido [sh] sacando los labios hacia afuera y expulsando el aire lentamente. Repita las veces necesarias hasta que sienta mareo.

Cuando los colonos ingleses se instalaron en la India, tomaron contacto con estas prácticas. Los educadores ingleses (conocidos son los métodos victorianos de educación) decidieron usar estas técnicas para hacer callar a los jóvenes y adiestrarlos en el silencio y el comedimiento tan necesario para triunfar en la alta sociedad británica.

El dedo en vertical crea un efecto de bifurcación del aire que hace que el sonido llegue a los oídos del interlocutor de forma directa, para que nada se pierda.

Esto se descubrió años más tarde, en Kenia, donde la tribu de los Luos mostró sus armas de caza a los nuevos conquistadores. Las lanzas luo son largas y finas. Se lanzan de dos en dos, para asegurar el tiro. La idea no pudo sin o encantar a los pedagogos ingleses.

Una vez tenemos al interlocutor hipnotizado podemos hacer con su voluntad lo que quiera, por eso le pedimos silencio. La fuerza de la costumbre ha hecho que el hipnotizado sólo atienda a esa orden, aunque se ha comprobado que con entrenamiento podrá atender a otras. Pero para eso hay que ser inglés.

2 comentarios:

Rafa dijo...

Este tetruño es difícilmente superable ¡te pones el listón cada vez más alto! Me ha encantado la explicación del dedito dirigiendo las ondas sonoras hacia los oídos del interlocutor ¡guau!

Alfie dijo...

Flipado me dejas, y mira si tiene poder ese gesto que mira tu esa foto casposa que pobló los ambulatorios de media España con una enfermera con cofía incluida, ¿te acuerdas? Esa si que tenía poder de hipnosis, y no otros que pueblan el mundo catódico, como el tal Tony Gamo, Camo, o como se llame.