viernes, 11 de agosto de 2006

MALOS-MALÍSIMOS (PLATA)

Aunque para muchos es el malo padre (y nunca mejor dicho), el malo más malo entre los malos, yo no creo que se merezca un primer puesto por algo muy claro que relataré durante su presentación:

DARTH VADER (La guerra de las galaxias)

Érase una vez un niño muy bueno, muy guapito y muy hábil para pilotar maquinitas a motor. Este niño tiene un montón de midiclorianos en la sangre (cosa en parte buena y en parte chunga porque la fuerza está con él, pero la potencia sin control no sirve de nada, man) y esto le hace dudar ¿me quedo en el lado de los good guys jugando al yo-yo o me paso al lado oscuro? Moooooola. Así que el bueno de Anakim (con serios problemas físicos tras una pelea barriobajera) se construye un traje molón y se dedica a llevar el Estrella de la Muerte (eso es un nombre para una nave y no María, Princesa o Lola)
INTELIGENCIA: 10, bueno en estrategias, casi siempre se adelanta a los buenos.
PODER: 10, cuando un tío te mata a diez metros con sólo levantar el meñique... no hay mucho que decir.
VILEZA: 10, su forma de torturar es siempre sorprendente. Y esto lo hace durante tres películas.
CONTROL: 10, control mental, físico... Intenta que su propia hija se meta en el lado oscuro y casi lo consigue. Un crack.
PUREZA: 8, este es para mí su punto débil, ya que aunque está consumido por el mal (en las segundas triglogías hasta nos dan una razón biológica para esto) le puede el amor de padre y se sacrifica por su hijo, matando a su propio maestro y cumpliendo así la profecía de que él acabaría con los Sith. Muy tierno, sí, pero de malo-malísimo no hay nada ahí.
FÍSICO: 10, esa voz de Constantino Romero, ese casco pulido, la capa... sí, hoy nos dan risa, han servido para miles de parodias pero, sed sinceros ¿os gustaría encontraros con un tío así en un callejón oscuro? Por no hablar de su yo sin casco. Ug.
TOTAL: 58, god save the dark side (y a los freaks que habitan en él)

1 comentario:

Rafa dijo...

Es cierto que los años no han tratado bien a la indumentaria de Vader, pero los clásicos son los clásicos. Por otra parte, la brusca intervención para salvar a su hijo del emperador está tan cogida por los pelos como su incorporación al lado oscuro. En el fondo todos sabemos que el malo de verdad es el emperador, con él sí que sabes a qué atenerte.