domingo, 3 de septiembre de 2006

DRÁCULA 3000 (un bodrio gótico-espacial)

Normalmente no hablo sobre películas. Las que veo no son demasiado buenas, ni tampoco demasiado malas, así que las olvido sin más. Pero cayó ante mis ojos Drácula 3000 que es más de lo que un sólo ser humano puede sopotar: este horror debe ser compartido. Para quien crea que lo ha visto todo, lenésima película de vampiros [NOTA: no os recomiendo verla, pero si aún tenéis ganas de vivir una tarde de emocionante decepción con el séptimo arte, no leáis todo el comentario, ya que destriparé escena de mucha intensidad y demás historias]
Año 3000 (¿siglo 30 ó 31? ¿Tendremos el mismo absurdo problemas dentro de mil años?) Unos ¿cazarecompesas? (su profesión nunca queda clara) deambulan por el espacio. De pronto, encuentran una nave abandonada desde 2950 (año arriba, año abajo) Sus conversaciones son absurdas y hay una pobre personaja cuya misión en la película es avisar a los demás de que alguien en la otra punta de la nave los necesita (se la podían haber ahorrado con el recurso del trasmisor, pero bueno) Como ni hablan ni nada, se dedican a pasear por la nave a ver qué hay. El típico negrata fumado y jocoso (lo podéis encontrar en todas las películas a poco que busquéis, sule estar interpretado por algún rapero famoso, en este caso... Coolio) decide investigar en busca de algo fumable (y este, amigos míos, es lo más profundo de toda la película) Al toparse con unos ataudes piensa que dentro tiene que haber droga porque en aquellos románticos años 50 la pasaban así. Después de apalancar unos cuantos féretros llega la mensajera (sí, esa actriz que debía ser la que llevaba el café y que, por cierto, en la película hacía de becaria con unos 55 años...no había nadie más joven) y le dice a su compañero que el jefe lo necesita. El jefe: se llama Van Helsing (eh, esto no os lo esperábais) pero el tío no sabe nada de vampiros, ya que su muchas veces tatarabuelo, el cazador de vampiros, no debió dejarle el legado. El actor que interpreta al bueno del capitán Van Helsing es Casper Van Die, conocido por otros bodrios o apariciones estelares en películas regulares donde moría a los 10 minutos (escasos) y que, muy posiblemente, fue escogido porque los apellidos coincidían y pensaron que eso ya bastaba.
Acto II: el negro drogas se ha roto una pierna y nadie sabe cómo, se lo llevan a curar y se despierta con los ojitos rojos y no es de fumar maría. Vale, ya es un vampiro, pero lo peor, es que no ha perdido sus ganas de ser imbécil y sigue con su actitud negrata de "ey, brother, yo sólo quería fumarme algo y tocar algunos culos" pero en vampiro, un caos. Esta gentuza del año 3000 no sabe cómo acabar con los vampiros porque son unos ignorantes y gastan cargadores y cargadores sin conseguir nada. El profesor (otro personaje típico, con gafas y en silla de ruedas) se pone a buscar cómo acabar con ellos, pero no hay manera (¿es que se va a caer Google y no vamos a poder encontrar una información tan simple?) Tampoco saben quién es Dios y los crucifijos habían sido prohibidos allá por el siglo 28 ó 29. Están fritos, vaya.
La clásica rubia buenorra tiene un encuentro con el jefe de la manada: Drácula in person, que, al parecer, le cuenta su vida con unos modales relamidos acordes con su camisa con chorreras. Esto les da varias pistas tan útiles como saber que el amigo vampiro vivía en el planeta Transilvania (amos, hombre) Es a la única que no ataca ¿por qué? Pues porque es un robot, según nos cuenta ella. Claro, no la cree ni Dios (no, que a ese no lo conocen) y ella se ofrece a desnudarse para que vean que no la ha mordido, pero pasan de ella, así que nos perdemos una buena escena erótica (cosa incomptresinble, porque si algo bueno tienen las pelis malas es un montón de sexo gratuito) El negro rastafari hace su reaparición pero consiguen un arma clave: un taco de billar. Porque, sí, señores, una sociedad que hace robots buenorros mejores que las mujeres reales, pero con sentimientos y capacidad para el placer y el dolor, no ha podido inventar un juego mejor que el billar. De coña, le meten al negro el palo por el corazón y, eureka, se muere por fin. El profesor en estas dos horas ha conseguido saber que necesitan crucifijos, madera natural (no de esa asrtificial que se fabrica en el 3000) y una buena cantidad de luz solar. Pero, ja, en el espacio nunca sale el sol (es el eslogan de la película ¿no son unos jachondos?) así que ponen la nave mirando para los soles gemelos (vaya usté a saber dónde caen) mientras se van a buscar al malo.
A todo esto, media tripulación (becaria incluída) ha ido cayendo. Contra todo pronóstico, Van Dien muere pronto, lo que me hace pensar que el dinero lo puso otro actor negro (el negro fuerte, no el negro drogas, que es otra categoría de negro de peli) Ya sólo quedan la buenorra y él. Han conseguido cercenarle un brazo al conde y, de pronto, la robot que se ha estado haciendo la estrecha toda la peli, le dice al negro que veeeenga, que vaaaale, que se acuesta con él (esta escena no se ve o la rubia, encima, se empeñaría en cobrar más del bocadillo que tenía reservado) pero...
El anterior capitán de la nave, el de 2950, que nos visita de vez en cuando desde la vídeo-bitácora (vídeo que nadie ve, por cierto, sólo los espectadores, los capullos de la nave JAMÁS ven la bitácora, que es lo rpimero que hay que ver cuando uno entra a una nave extraña y abandonada en medio del universo) anuncia que ha llegado el momento de sacrificarse por el mundo mundial. En la siguiente escena y mientras los otros están al dale se ve una explosión. Entonces salen los títulos de crédito. Fin. ¿? Al negro que pagaba se le debió acabar el dinero y no pudieron seguir filmando su llegada a los soles gemelos y la última batalla final con Drácula y decidió meter el recurso de la autodestrucción...aunque viniera con 50 años de retraso.
Lo mejor: las banderas comunistas que hay por toda la nave; su llegada a la nave con el comentario "tranquilos, hay un 87% de oxígeno, podemos quitarnos las máscaras" (¿87% de oxígeno? pero, alelao, ¡¡¡que te oxidas!!!); las mismas máscaras que parecen sacadas de la II Guerra Mundial; la interpretación del profesor, correctísima y taaaan creíble "jooo, no me dejéis solo, que estoy en silla de ruedas, snif, snif" y, por supuesto, el abrupto final. Ya no hay pelis de estas... afortunadamente.
Para saber más: el director es Darrell Roodt (podéis apedrearle si le veis por ahí), la película es de 2004 y la mitad del reparto no han hecho más que esa película, mientras que la otra mitad ha hecho otros honorable bodrios o apariciones estelares en grandes películas, como la buenorra que salío en E.T. en el papel de "chica 1"

6 comentarios:

Rafa dijo...

¡Quilla!, pues tal y como la cuentas casi hasta dan ganas de verla. Me quedo con el detallazo de la bitácora que nadie ve (hay que ser bobo) y con el radiante y sorprendente final.
El séptimo arte está plagado de joyitas incomprendidas.

josemoya dijo...

¡Si es que la crítica es mejor que la película!

Edryas dijo...

Yo me reí mucho viéndola... y también comentándola. Es lo único que nos queda con estos subproductos.

Alfie dijo...

¡Jo! Edryas, porque no montas una sesión con palomitas en casa, o si quieres en la nuestra, para ver ese pedazo de película, yo sólo la veré en tu compañía y la de Rafa, obviamente con comentarios en versión original por supuesto. Puede ser la caña. Estoy por montar una quedada, lo digo en serio para ver semejante clásico del séptimo arte, inclusive se me ocurre un programa doble, vampiros de John Carpenter y la que tu propones en el post.

Edryas dijo...

Juas,juas, "Vampiros" ¿pero alguna película de algún Baldwin (o como se escriba) es diga de ser vista?
Quien la tenía era Gacelo, no sé si ya la ha borrado, quemado, y desinfectado el ordenador.

Gacelo dijo...

Creo que la pelicula en cuestión fue autodestruida (creo que deberían obligar a los productores a introducir estos sistemas de autodestrucción en las películas para evitar que semejantes bodrios vean la luz)

Eso si, me quedó una duda en la película: se supone que Dracula es inmortal (salvo estacazo en el corazón o luz del Sol -según la peli debe valer tb la de otras estrellas-), pero se le puede herir (en la peli le cortan un brazo). Ahora llega mi duda, teniendo todo esto en cuenta, si la nave explota, ´¿Drácula seguiría vivo, aunque sea en cachitos minúsculos dispersos por el universo o descubrieron otra forma de matarlo?

Algún experto en vampirismo que me lo explique por favor.