lunes, 30 de octubre de 2006

EN SANT KITTS Y NEVIS

Hace poco me recordaron que, gracias a este blog, me hice ciudadana de Sant Kitts y Nevis, del Madrid de Sant Kitts y Nevis. En Sant Kitts y Nevis sólo hay piratas, piratas que escondieron sus botines en lo profundo de la isla y beben ron en la playa con sus orejas agujereadas y ensortijadas (por si mueren en la mar, tener para pagar al barquero que les lleve al otro mundo y no quedarse flotando eternamente) Al puerto Sant Kitts y Nevis llegan millones de barcos que se chocan unos con otros y el mar está sucio y espeso y la gasolina es de mala calidad y todo es caro y para turistas (es el paraiso) Así que, señores, no me pregunten por qué me fui al Madrid de Sant Kitts y Nevis, obviamente porque se parece mucho al Madrid de España.

1 comentario:

josemoya dijo...

¡Ron, ron, ron, la botella de ron!