miércoles, 8 de noviembre de 2006

LOS MALOS QUE NO ENTRARON, UNOFFICIAL LIST (I)

Tras el final (desconcertante, lo sé) de Malos-malísimos sentí (y sé que vosotros también, aunque lo neguéis porque en este mundo más vale ser duro que friky) un vacío existencial, un abismo bajo mis pies. ¿Se pueden acabar los malos? ¡Jamás! ¿Me apetece alargar la lista de Malos-malísimos ad infinitum? ¡Nunca! Se impone, pues, una lista no oficial donde no importe tanto el ranqueo sino la cultura general que nos aportan las biografías de los malosos.
LO PAN (Golpe en la pequeña China)
Lo Pan es un señor que vive en San Francisco. De pequeño quiso vivir en el barrio gay, pero sus papás, que eran chinos, le dijeron que tenía que ser chino. Siguendo la tradición acabó en China town, renegado. A causa de este reniego decidió estudiar la magia negra (o amarilla) Entre sus aficiones está tirar rayos y secuestrar mujeres (eh, es que está muy, pero que muy renegado) Alrededor del 2000 cumpleaños de Lo Pan entran en acción unos camioneros muy machos (uno chino y otro yanky) El chino le debe dinero al yanky, así que este último decide hacerse su amigo inseparable (no se le vaya a escapar con la guita) y le tiene que acompañar a todas partes: al supermarket, al WC, al aeropuerto a por la novia china... La novia es secuestrada junto con una abogada buenorra (a la que el camionero yanky estaba intentando hacerse) Importante: ambas tienen los ojos verdes. Como ya habréis adivinado, el artífice del secuestro es Lo Pan, que va de ejecutivo por el día y de brujo malo por la noche. El objetivo de coger a dos chicas de ojos verdes es la resurrección de Lo Pan (¿o pensabais que después de 2000 años iba a estar fresco cual rosa?) que va a hacer un intercambio con un demonio. Lo Pan cuenta con otros secuaces menos malos, pero igual de destacables: los Tormenta (únicos en su especie)
La moraleja de la película, creo yo, es que si eres un chicno renegado que quiso vivir en el barrio gay de San Francisco, en U.S.A., puede venir un camionero muy macho y darte p'al pelo. La brujería no tiene nada que hacer contra un yanky de pura cepa.

2 comentarios:

josemoya dijo...

Mmmm... Estuve tentado de volver a ver esta friki-peli cuando la repusieron, hace unos días... El resumen, magnífico.

P.D. Gracias por el link al "rap rural" francés, unos artículos más abajo.

Edryas dijo...

De nada, a mandar, de hecho, admito todo tipo de sugerencias para satisfacer vuestras inquietudes.