jueves, 23 de noviembre de 2006

UNA SERIE DE... SO WHAT?

Algunos se preguntan (¿no os lo preguntáis? sí, ¿no?) por qué siempre publico los post en letras grandes (casi siempre, menos cuando lo olvido) Verán, yo, señores, soy un poco ciega. Ya sigo el camino de Borges que necesitaba un cuaderno para escribir unas pocas palabras. Yo soy cegatilla cual gato de escayolilla, así que huyo de cualquier "pulgatorio". Esto me lo enseñó un profesor de lengua y literatura (más literatura que lengua) que era también cegatillo: "no me hagáis un pulgatorio en el examen, que no veo" Aunque, al final, daba igual, alguno aprobó un examen con sólo poner "Charles Dickens nació el 12 de febrero de..." Pero esa es otra historia que tiene un final fácil: el chico no puso más porque tenía problemas con las drogas y se le fundió el cerebro en ese preciso momento (y esto no es una broma ni me hace gracia, pero he de remarcar que el amigo tenía una memoria muy precisa -más que buena- porque yo ni siquiera sabía que fue un día 12 de febrero el que vio nacer a Dickens)
Por otro lado, Vercingetorix no era cegatillo (creo) Sí que era, además de galo y jefe, un tío con una poca (bastante) de mala leshe. Pero es que cuando uno pelea contra un imperio tiene que tener las gónadas muy bien puestas. De hecho, yo creo que Vercingetorix hoy sería llamado terrorista. ¿No se ha hecho ninguna película de Vercingetorix? Pregunto, que no lo sé. Además, claro, de las de Astérix y Obélix. Yo creo que estaría bien, ¿no? Me imagino el trailer... las llanuras de Dijon; César (calvo o con peluquín, como el director quiera) arengando a sus hombres y llamando a la gloria del imperio (que aún no era imperio, pero como si lo fuera); Vercingetorix quemando las aldeas con su política "si no es pa mi, no es pa nadie"... Como últimamente se lleva ver el lado humano de los que consideramos nuestros enemigos podemos poner a Vercingetorix con una chavala a la que tiene que abandonar porque la causa libertadora es más importante (de fondo la voz del héroe galo diciendo "nena, nunca confíes en un bárbaro") También podemos verlo en una proto-schola aprendiendo latín y preguntando a sus magister por qué deben estar bajo el dominio de Roma (pero esto es más improbable) ¿Y el título de la peli? De bello gallico ya está cogido, además, el gallico no era tan bello... ¿Vercingetorix, terrorista internacional? Mucho protagonismo para el malo... Mejor algo neutro, bonito y que no diga absolutamente nada: Tierras de combate o Misión libertad. La cosa es saber quién se libera, pero eso nunca lo sabremos porque la película nunca nos lo dirá.
Señores, yo soy cegatilla, pero no tanto.

4 comentarios:

sinclair dijo...

He puesto Vercingetorix en Google y me he encontrado con que ya hay peli (abajo el linc). En español creo que se llamaba "Druidas". No la he visto, pero estando de prota Christofer Lambert a saber...

http://www.imdb.com/title/tt0199481/

Rafa dijo...

En la serie "Roma" que pusieron hace poco en un canal que empieza por "cu" y termina por "atro" salía el Vencistronix vencido y enjaulado, humillado por César y expuesto en el foro de la Ciudad Eterna. No llegaba a ser un Bin Laden, pero es que tampoco era el protagonista.
Esta entrada me ha molado, y yo sí que me preguntaba lo de las letras grandes.

Edryas dijo...

Por cierto, Vercingetorix fue asesinado en la cárcel...como los grandes.

(Espero, Rafa, haber satisfecho tu cursiosidad. Las cosas siempre son más simples, je, je)

Alfie dijo...

Sinclair, lo mejor que le puede pasar a una videoteca o videoclub es que se quemen todas las copias que existan de ese horribilis largometraje llamado "Druidas", el día que te quieras suicidar, alquílala, pero te recomiendo que antes hagas un buen testamento. Es mala como la carne de vampiro, que mira que está tiesa por el largo paso del tiempo.
Edryas: sabes que los hombres tenemos un grave problema con eso del tamaño, en mi blog todavía no he conseguido encontrar el adecuado. Rafa me dice que lo aumente que lo disminuya, pero el caso es que todavía no encuentro uno con el que me quede satisfecho. Ya sabes, los hombres somos mononeuronales, y el tamaño siempre importa.