martes, 5 de diciembre de 2006

BUENOS-BUENÍSIMOS, LOS BUENOS QUE DEBIERON MORIR (II)

El bueno-buenísimo de este mes es atípico. No le odiamos, no le queremos, sencillamente nos la suda. Y eso... eso es mucho peor.

Van Helsing (Drácula 3000)

"Ja, payo, que me convierto en vampiru y sus vais a cagal por la patilla", dice antes de morir humillado
Lo primero que debo dejar claro es que este Van Helsing es el de la película Drácula 3000, ese bodriaco del que ya muchos somos fanes. Otro consuelo es que, si la serie Buenos-buenísimos nos trae personajes dignos de haber muerto, con este Van Helsing nos da un respiro: muere casi el primero. ¿Cómo puede ser que siendo el prota del tu propia peli mueras el segundo? ¿No valías ni pa eso, jomío? Esto nos da mucho que pensar (o no, tampoco creáis) He aquí su penoso ranqueo (que es más renqueo):
BONDAD: 6, es un tío tan gris y tan plano que ni siquiera en esto (que bien pudiera haber sido su punto fuerte) va a destacar.
PODER: 4, juas, que me da. No tiene ni idea de vampiros (cuando es l,o único que tiene que saber) Se dedica a pasearse por la nave así como el que va a recolectar bellotas.
CANDOR: 6, habla tres o cuatro veces en toda la película (bien es verdad que para él la peli es bien corta) así que tampoco nos demuestra una inocencia que nos cautive.
CONTROL: 4, ser personaje de una peli de bajo coste es lo que tiene: tas frito desde que empieza.
FÍSICO: 8, el actor que hace de Van Helsing es, supuestamente, un tío fuerte y buenorro y, aunque no le sirve de nada, hay que concederle esta ventaja (dudosa)
TOTAL: 28, vergüenza me daría aparecer en este ranking en el lugar de Winny Pooh (en serio, estuve a puntico de poner al oso, pero es que está muy visto y a su primo Calimero ya le había sacado)

2 comentarios:

Rafa dijo...

A este paso no voy a conformarme con tu reseña... vas a hacer que vea la película y todo.

Edryas dijo...

Mira que yo no lo aconsejo. No es que yo sea muy buena redactando, pero es que cualquier comentario es mejor que la peli. Ahora, analizando en profundidad ciertos aspectos (yo aún no puedo dejar de reírme al ver esa pedazo de cara de Van Helsing) podemos encontrar una profundidad que no está a simple vista.