miércoles, 24 de enero de 2007

LANGUE DE BOIS (y II)

Debo comenzar este pequeño cursillo de langue de bois diciendo que los ejemplos del francés no siempre son válidos para el español, que se mueve en otro plano. En todo caso, esta es mi adaptación langueboisada a nuestra lengua.

Para hacer espléndidos discursos en langue de bois, sólo tenemos que seguir unas normas sencillas.

En primer lugar, debemos intentar hacer todos los neologismos que podamos a partir de palabras ya existentes. Si usamos calcos del inglés, además, nos quedará cool. Así, de innovar podemos obtener innovativo; de extraer, extractar; de iniciar, inicializar; de explosión, explosionación; de abrir, aperturar... Juguemos con el lenguaje, es infinito. Venga, sin vergüenza.
Es importante hacer oraciones compuestas abusando de la subordinacion todo lo que nuestro cerebro nos deje. Nunca podemos conformarnos con parlamentes cortos. Si, además, en todas las adjetivas usamos el relativo "el cual" acabamos por redondear nuestro discurso. Veamos un ejemplo:
"Es de máxima necesidad, la cual ha sido necesaria desde la historia de la política occidental, que en este mundo globalizado en el cual nos encontramos hoy, cuya sociedad de información no se interrumpido sino que, por contra y sin embargo, se ha aumentado, haya más desarrollo con la sostenibilidad que nos hubiera gustado mantener" C'est magnifique.
Por favor, no hay que olvidar los magníficos "a nivel de", "bajo mi punto de vista" (¿qué hay debajo?), "violencia de género" (¿masculino, femenino y neutro? Señores, yo lo que es género, no tengo) y otras expresiones chic.
Si estáis siguiendo estos consejos porque sois políticos, directores generales o presidentes de empresas, es absolutamente necesario que sepáis que con la langue de bois podemos esconder toda la molesta realidad. Así, la señora de la limpieza pasa a ser una especialista en superficies y un leñador ostenta el cargo de técnico en combustibles vegetales.
Otras expresiones útiles son coyuntura actual, las particularidades debidas a nuestra historia, elección realmente imperativa, programa/proyecto importante y necesario...
Ah, incluso la expresión langue de bois se puede decir en langue de bois: xyloglossie (del griego, xylo, madera)
Para saber más acerca de la langue de bois y tener ejemplos extractados de la realidad aconsejo el generador aleatorio de discursos en langue de bois.
Ánimo y ser innovativos, la nueva cultura os necesita.

4 comentarios:

josemoya dijo...

Aunque no quisiera inicializar una discusión cara al planteamiento de la agramaticalidad o cooleza del cuotidiano lenguaje empleado en ámbitos forenses, administrativos y emprendedores, no podemos sino discrepar absoluta y categóricamente de las imprecaciones dirigidas a esas nuestras clases dirigentes, en base a que, en la coyuntura actual, se trata de un tema candente que no conviene dejar en manos poco preparadas. Lo cual, sin embargo, no es óbice para proponer la inmediata creación de una comisión de sabios que, en el ejercicio de sus funciones consultivas, se encargue de elaborar un estudio preliminar.

Rafa dijo...

¡Yo, yo!¡Yo también quiero!
Ejem ¿se oye bien?

El conjunto de perspectivas presentes en la coyuntura que hoy día se viven en nuestros países y paísas nos obliga, si bien no a resitualizar completamente, sí a realizar al menos algunas reneocolocaciolizaciones pertinentes en el ámbito de muy diversos aspectos de máxima importancia en orden de integralizar internamente las opciones que la globalización ofrece a nuestra sociedazzz.

Jane Vicente dijo...

Ante la carencia sustantiva de categorización de los responsabilizadores de la desequilibrización actual, en la cual todas y todas nos hallamos y, sin que ésta sea tomada como un simple aspecto negativista, hemos de pronuncionarnos enérgicamente para tratar de reduccionar sus consecuentes resultaciones efectivas.

;-) Es divertido esto de la langue de bois... Y se nota que somos unos alumnos aplicados y que hemos aprovechado el cursillo, ¿no? Por cierto, ¿cómo resultó la ineludible prueba objetivista efectuada en forma de cuestionario orientada a la certificación de tus destrezas aptitudinales para el pedagogismo? (Vamos, que qué tal el examen del CAP, digo)

Edryas dijo...

No, por favor... compasión.
Por cierto, le doy un punto más a Rafa por lo de países y paísas. Lo políticamente correcto puntúa doble.

¿Lo del CAP? Pues no sé, hasta que no me den el inexorable resultado...