lunes, 26 de marzo de 2007

EL DÍA DEL ESPEJO

Contra mi política de publicar dos cosas un mismo día, quiero escribir sobre el espejo, como Dani Herrera (A.P.) nos propone (propuso, pero yo no estaba)
Mi imagen en el espejo no me gusta ni me disgusta, sencillamente porque no la reconozco. Me impresiona, como algo nuevo, como las mujeres desnudas, como cuando Gacelo sabe lo que estoy pesando o dice algo divertido.
Me miro y no me creo. Tengo un caracter que juega a doble o nada, o gusto o amargo, o me felicitan o me escupen. Y mi imagen en el espejo no me devuelve señales, sólo una cara que cambia a cada rato. Y si me quedo mirándola muy fijo en la penumbra, se convierte en una cara monstruosa que, por suerte, tampoco reconozco.
La mayoría de las veces creo que, simplemente, el espejo son los demás reflejándote. De ahí la importancia de la confianza para vernos de verdad.

7 comentarios:

Una Bohemia dijo...

A mí lo de la Ventana de Johari me ha fascinado desde siempre. Todo lo que escribimos está sin excepción en uno de sus cuadrantes.

Y sobre escribir dos cosas el mismo día, ¿por qué no? Escribes simplemente cuando tienes algo de decir, no cada 24 como un acto biológico. No prives a tus lectores.

Edryas dijo...

No, más que nada lo hago por no apabullar,ja,ja,ja.

juank sinclair fantoba dijo...

Consejo: en momentos de gran trascendencia delante del espejo no hay mejor cosa que ponerte caretos. Suena absordo y quizá pueril, pero mucho se aprende (y disfruta, y relativiza trascendencias que no lo son tanto) partiéndote el pecho de uno mismo.

Algo decía Mr. Poncela al respecto.

Gacelo dijo...

Es mejor no acercarse demasiado a los espejos, a veces reflejan imágenes que no nos gustan. Además, se pueder romper, lo que da mala suerte y, además, es muy posible que te cortes.

isabel dijo...

acojonante final.
mua

silvi orión dijo...

http://www.youtube.com/watch?v=Md5jN2yZwvw

Dabiz del Reino dijo...

Bueno, bueno, más losers-espejos con reflejo. A mí precisamente mi imagen en el espejo me perturba porque me reconozco, prefiero la ilustración, esa imagen se deforma a gusto ajeno...

Besos de otro loser