miércoles, 21 de marzo de 2007

LO DE ARRIBA DE MI CAMA (VI)

El ruidito tuvo otras semanas de silencio. Muchas. Pasaron meses. De hecho ya ni me acordaba de él, de no ser porque en mi blog veía estas entradas. Pero volvió, ligero, tímido, pidiendo permiso. De pronto me encontré feliz. Todos los nervios que me había ocasionado, las noches sin dormir por la curiosidad... ya me daban igual, el ruido había vuelto, otra vez era eso de arriba de mi cama. Pero paró muy pronto, fue un mínimo sonido.
Unos pocos días después empezaron a hacer una obra en las aceras de mi barrio. Las máquinas taladraban el suelo y hacían temblar (literalmente) las paredes. Una mañana me desperté sobresaltada pensando que la ventaba se había roto del temblor. El ruido de las máquinas no se parecían en absoluto al ruido de encima de mi cama, que era algo que sonaba vivo, intenso pero a bastantes menos decibelios.
Cuando las máquinas acabaron supe, con total seguridad, que lo de arriba de mi cama había desaparecido para siempre. Fuera colonia de insectos, cortina enganchada, araña tejedora... se había marchado, ya que nadie se queda a vivir con un martillo hidráulico si puede evitarlo. Se había marchado, sí. Al menos hasta la próxima vez.
FIN (... O NO)

7 comentarios:

isabel dijo...

no me da tiemp leerte q toy en el curro. luego en casa i will try si consigo q me dejen ordenador (1) y q funcione (2) . era solo pa decirte q siiiii!! nos vemos this night!!
mua
waapa

juank sinclair fantoba dijo...

No me puedo creer que lo de arriba de tu cama termine por un puto martillo hidráulico. No me mola nada... espero mas, por Dios...

Y que lo paséis bien, por cierto, tomaros muchas cosicas de parte de aquellos que no pueden consumir durante siete días mas...

Edryas dijo...

Yo soy la escritora de la verdad (que no de la Verdad, por diox) así que sólo escribo cosas ciertas, por tetruñeras que sean. Si vuelve el ruido, yo vuelvo. Si no... lo añoraremos juntos.

amoremachine dijo...

se conece que ahora
buscan tesoros bajo el alquitran y el adoquin, y claro las herramientas son otras en estos tiempos modernos.....¿que habrá sio
del pico y de la pala?

¿estarán condenados al obstracismo?

me temo que si.

josemoya dijo...

¿La obra no será de soterramiento de contenedores? Ya verás, ya!!!

isabel dijo...

ala q intriga. no se ha marchao porq tenemos q descubrir qué es...
q fuerrrteeee ayer me quedé así con la bocabierta!
mua

Rafa dijo...

El final es mucho más intrigante que las espectativas del comienzo. Una pena que nos quedemos todos con la duda. Yo apuesto por un avispero.