viernes, 20 de abril de 2007

HAIKUS DE LA CIUDAD (II)

IV
Me salvo a veces
de la heredada pena
si no hay silencio

V
Si sigo triste
no podré soportar
la primavera

VI
Primitivismo
sin conocer el fuego.

Paz interior

5 comentarios:

pepeltenso dijo...

ayyyysssssss, esa primavera y sus problemas.
Valor, que luego llega el veranito

amoremachine dijo...

...ESTARÁ JUAN
INOCULANDO EL VIRUS DE LOS HAIKUS
POR ÉSTA CIUDAD...????

será la métrica primavera que nos
mide las palabras y nos marca el ritmo....

bsoles.

UB dijo...

El VI mola muchomucho-mucho.

isabel dijo...

mencanta el segundo

Rafa dijo...

Bravo por el V (te quejarás...)