lunes, 23 de abril de 2007

NO SOMOS VACAS (EL ARTE NOS HARÁ LIBRES)
Hoy he participado en una actividad en un instituto de la aldea. Se nos ha invitado como Movimiento Cuarto Mundo a hablar a los chavales (también llamado alumnado) sobre nuestras actividades. El Cuarto Mundo es definido como la pobreza en el Primer Mundo, pero hay que saber que en el tercer Mundo también existe. El Cuarto Mundo es la violación de los derechos humanos. En primer lugar se les ha preguntado qué es para ellos la pobreza, quiénes son los que la sufren. las respuestas más comunes han sido sobre la falta de recursos y sobre los gitanos y los inmigrantes. Mi compañero en la asociación, Mickäel, ha puesto un ejemplo que creo que es muy gráfico: el derecho a la vivienda, a la comida y a la sanidad no son derechos humanos, son los derechos del ganado. El granjero se ocupa de que a las vacas no les falte eso. Entonces ¿qué diferencia a los seres humanos de los animales? Nuestra respuesta: la cultura, el arte, el saber, el pensar. Desde Cuarto Mundo se proponen actividades culturales y artísticas ¿para qué? Los alumnos, muy utilitarios ellos, nos dicen que para poder encontrar trabajo, para ser más felices. Sí (casi), pero no. La cultura nos hace libres y, sobre todo, dignos. ¿Mataríamos a alguien a quien admiramos? ¿Dejaríamos morir a un gran cantante, a un gran poeta? Entonces ¿por qué dejamos morir a los 45 años (media de esperanza de vida en la calle) a alguien que sabe dibujar, escribir, imaginar?
LA SOCIEDAD NO PERDONA
Me ha sorprendido especialmente la crueldad de ciertas propuestas. Una chica absolutamente concienciada proponía unir a todos los vagabundos y ponerles a barrer calles. "Si no tienen nada, esa puede ser una forma" Yo les he contado la historia de los sacos de dormir. Érase una vez en Francia una ONG que se dedicaba a repartir sacos de dormir para que los sin techo pasaran un invierno menos frío. Pero, me pregunto yo, ¿por qué no se unían para reclamar casas? Parece ser que los pobres han de conformarse. Muchas veces la gente (las personas) que viven en la pobreza han cometido errores en su vida, han fracasado, y la sociedad no perdona esos fracasos. Ese ser humano (con nombres y apellidos, con historia, con sueños, con voz) ha de expiar su culpa (¿qué culpa?) desde lo más bajo de la sociedad no pudiendo pedir más que lo que sobra: sacos de dormir, albergue, limosnas...
ARRIESGARSE
Nuestro mensaje para los chicos ha sido pedirles su participación, pedirles que despierten y abran los ojos, que la pobreza les toca, que no es ajena a su vida, que un mal paso te lleva a ella, que ningún derecho está asegurado. Unirse es crear una red que te puede salvar. Otra chica nos confesaba su miedo: "a mí es que me da miedo acercarme a un mendigo porque me puede hacer algo" Además de explicarle que un mendigo no suele atacar a su cliente, sino que suele ser al revés, le hemos contado cómo el miedo paraliza a pueblos enteros. Esa sí es un arma de destrucción masiva: destruye tus relaciones con los demás y, por tanto, tu dignidad. Hay que arriesgarse a encontrarse con el otro para que deje de ser "el otro". Cuando miras a alguien a los ojos, nada vuelve a ser igual.
Creo que el discurso del Premio Cervantes de este año trataba sobre la pobreza en El Quijote. No sé. Por mi parte, haré lo posible para humanizar a las vacas. Tienen mucho que enseñarnos.

4 comentarios:

Rafa dijo...

Me encantaría ver desarrollada esa idea de las vacas. Lo dejo caer como si nada.
Saludos

Dani dijo...

A ver. Como buen líder vuestro que soy, organizo:

El miércoles hay una jam session apócrifa en el templo de debod a partir de las 19.30. Sería el lugar perfecto para hacer una puesta en común de la salida a Villajuanita: coches, días de salida, etc. Para ver cómo nos repartimos, en su caso preparar algo especial para hacer allí, etc. idos todos (verbo y adjetivo a la vez, jeje)... como decía, idos todos con propuestas y lista de materiales sobre todo de esos con motor.

Ya que cuando os invoco no aparecéis, os convoco para entonces.

Besazos velardiles!

DAni

silvi orión dijo...

me ha gustado mucho el texto, pero

¿ké tendría ke perdonar la sociedad?

Edryas dijo...

Los errores de las personas que se han salido del juego, un juego tan cerrado a veces que es imposible volver a jugar