domingo, 1 de abril de 2007

SUERTE, PICHÓN (poema narrativo)

[Esta es una fabulilla especialmente dedicada a los niños adultos y a los adultos niños]


Pichón vuela alto

pero sin alas.

Es tan joven...

Todo ojos, el pico
todo palabras.

Pichón se traga el mundo,

cambia a los hombres
o lo pretende,

pero tiene que salir

de sus cuatro paredes.

Un día conoce al viento

y juegan

y Pichón se destroza

por dentro y por fuera.

El viento lo deleita

y lo arrastra,

lo estampa contra el suelo,

lo besa.


Con el viento Pichón aprende

que las verdades a veces son mentiras,

que las mentiras nunca verdades,

que arriba

no siempre es lo contrario de abajo,
que las caras de un dodecaedro
varían entre trece y equis.







Descubre también que el viento
a veces es brisa tímida
y que llora si no tiene a nadie
y se huracana
si se le escucha demasiado.





Pero Pichón está cansado

del maltrato, de las crisis,

ha madurado

se ha hecho cóndor

y, ya se sabe,

el cóndor pasa,

menos palabras en el pico,

menos ojos, menos ideas

y un ciclón bajo sus plumas.




Pichón recorta su ombligo

y alza el vuelo

esquivando corrientes.

Medio cerebro fuera para olvidar:

ahora se busca a sí mismo.





El viento no te vigila
tan de cerca
pero querrá saber cuanto le digas
desde este día en mil años.

Suerte, Pichón, en la vida.


6 comentarios:

U.B dijo...

Pues es la primera fábula que leo que no me resulta ñoña y parroquial. Pero es que además es más tierna que el jamón york. Las fotos están bien puestas y molan porque lo complementan. Es un texto de puta madre. De verdad de la buena.

Edryas dijo...

Bueno, he de decir que este texto es uno de los pocos que no pretendían ser demasiado artísticos (los otros siempre tienen pretensiones, los muy) Estaba sintiendo demasiado mientras escribía, je, y eso no siempre es bueno. Pero me alegra que te guste.

amoremachine dijo...

bueno pues.
el texto no tiene desperdicio,
las fotillos tampoco.
y el blog alucina cada vez que entro.
yo me pregunto,
si es que lo cambias de color según el
estado de ánimo.
quisíera que así no fuese,
porque hoy encontré el negro.

Gacelo dijo...

Que negro se ha vuelto todo hoy, espero que no sea porque tú ves así las cosas.

Gacelo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Edryas dijo...

Negro como mi alma, ja, ja, ja. Noooo, estoy bien, amables lectores. No sólo hay negro, también hay morado república, naranja mandarina y rojo burdeos. Los cambios son pruebas hasta encontrar algo semi-definitivo. Creo que esta fórmula me gusta.