martes, 22 de mayo de 2007

HISTORIA EGOCÉNTRICA EN TRES CAPÍTULOS, versión triste ( y III)

Empecé la universidad y era más feliz. Allí estaban Noam y Celestina y Ana y Rodrigo, que me caía mal, pero me gustaba su historia, y el hijo del sol y el teatro. Aaaaaah, el teatro, punto importante. Yo no soy tímida, aunque lo sea. Yo me atrevo con todo, yo me bañaba bajo los puentes musgosos de Asturias, yo todo lo podía, yo no era tímida, yo me atrevía a hacer cosas… aunque fuera tímida. En la universidad estaban las matemáticas, el valor de las cosas, los profesores no me exigían más, yo cada vez escribía menos y era más inteligente (aunque esté mal que yo lo diga). Me descubrí menos especial de lo que pensaba y me gustó. No en la universidad, pero sí por esas fechas, estaba Gacelo con sus haz lo que quieras y la lógica-práctica, pero esta es una historia egocéntrica. En cualquier caso, a mi alrededor se moría gente aunque su corazón seguía latiendo, había penas, claro, mi mente trabajaba en la tristeza porque era muy experta. Yo era más sencilla, también más simple: casi todo se había decidido en años anteriores, la evolución, aunque incompleta hasta la muerte, estaba finalizándose. No sabía cómo hacer amigos, pero respiraba hondo. Luego fue Cuarto Mundo y darse a los demás y un poco menos de soledad, allí había personas vivas. Esperanza. Comprendí que nada repararía las divisiones de dos cifras, ni la soledad, ni la incomprensión, porque ni yo soy el centro del mundo, ni la vida te devuelve nada que no hayas trabajado (y a veces ni siquiera) Tiempos decisivos para bostezarse el nihilismo. Sencillez, más sencillez. Me daban igual Demian, el Quijote y un poco yo misma.
Actualmente soy feliz (no me gustan los finales tristes, mentira, me gustan, pero no hay que olvidar que esta es mi historia) Odio menos, eso es importante. Callo más, escucho más. Vivo una segunda adolescencia (o primera, según se mire) Tengo miedo, pero sigo atreviéndome con todo, quiero volver a nadar por el Sella, quiero escribir más poemas malos, quiero… descubrir que ser pequeño también es ser, que los nudos en la garganta son parte de mí, quiero volver a escuchar a Bach y no ponerme triste, quiero que no me dé pena la niña que veo en mi pasado, quiero no preocuparme por estas tonterías, tonterías-tonterías y que lo que he conseguido no se me muera en los brazos como tantas cosas deshechas y filtradas entre mis dedos. Qué sí, que al final la depresión es útil y me río de mí misma sin metáforas complicadas ¿Será que he conseguido desterrar la idea de un método para hacer amigos?, ¿la idea del método, en general?
[En próximos días la misma historia, pero versión alegre]

13 comentarios:

Dani dijo...

Tiempos decisivos para bostezarse el nihilismo!
Qué crack!

Se me acaba de ocurrir una entrevista de nueve horas que tengo que hacerte algún día entre binario y binario. No sé si eres un genio, pero eres genial, eso ya lo sabía de antes!

El próximo día, abrazo al canto.

UB dijo...

La gente que ha sido una incomprendida mola (¿o igual eras tú la que no comprendía al resto?). O sea, que molas.
A ver cuándo nos pones tu vida alegre.

pepeltenso dijo...

Las memorias de edryas (volumen 1)

A ver si los siguientes volúmenes manitenen el nivel jajajaja

Edryas dijo...

Dani: ¿9 horas? Pocas me parecen, pero encantada, creo que ha quedado claro que me gusta contar mi vida. Y si es a ti, más. Con los brazos abiertos...

UB: de la historia subyace que un poco incomprensiva sí que era. creo que tamién subyace que me doy cuenta, je.

Pepeltenso: todo el blog es un poco mis memorias, sólo que ahora me ha apetecido contar esto. habrá más, claro. En cuanto al nivel, pues chico, no sé, esto sale así a "moco sale"

Dani dijo...

Qué gracia! Cuando leía "a moco sale" justo me estaba sacando un moco! juas juas

En cuanto a la entrvista, si quieres lo dejamos en nueve semanas y media. Pero ya sabes que es imposible (aunque no te gusten las matemáticas)dividir una semana por la mitad. Se puede demostrar que media semana es eterna.

Edryas dijo...

ya que entre o y 1 hay infinitos números...

sí me gustan las matemáticas, lo que no me gustan son las divisiones de dos cifras.

UB dijo...

Un líder de secta no puede hacer cosas tan mundanas y prosaicas como sacarse eso que dices. Bueno de hecho, no debería ni tenerlos. No resulta carismático.

gsus dijo...

te leo todo

y va ser
que el cancer de memoría se pega...

Edryas dijo...

"cáncer de memoria" es un verso que erás escrito algún día. Y será un verso recurrente

Dani dijo...

A veces me saco pinos. Sobre todo en Navidad, y los vendo por el balcón.
Una vez me saqué una ópera de Rossini con instrumentos, tenores, sopranos y todo.
Es que mi nariz es muy promíscua, qué se le va a hacer.

Reyes dijo...

Recuérdame que un día de estos te regale una calculadora para divisiones de dos cifras, pa que no se te resista tampoco eso. (Las letras las tienes dominadas)

isabel dijo...

yahoralaalegre!
final feliz, ya me ocupo yo, pequeña!
;)

Dani dijo...

Isa, con eso de "pequeña" acabas de inventar el peligroso juego de la "metabukomuna". Hasta mañana a todos, planetas. A ver el primer ca(3.1416)tulo de la versión JARE!