martes, 29 de mayo de 2007

LA ABRAZADERA DE PLÁSTICO

Creo que casi todas las travesuras que se hacen de niño son por curiosidad. Hay otras que se hacen por reto o por llamar la atención. Pero la curiosidad nos lleva aún más lejos, porque la curiosidad no se cansa. ¿Qué pasaría si...? Nuestro cerebro no nos lo dice así, pero es eso lo que ocurre. Lo hacemos, sin más, porque queremos ver el resultado. Pero ¿y si esa curiosidad permanece intacta con los años?

Soy una persona traviesa. Me controlo. Meto mis manos en los bolsillos para no pulsar el botón rojo y me enfado porque me crea tensión no hacerlo. Clavo cosas en los muebles bajo la mirada horrorizada de sus dueños sólo por ver cómo la aguja o el tornillo se mantiene clavado. Hace ya mucho que no experimento con insectos si éstos quedan malheridos, pero, mientras no sean dañados, ahí estoy yo, probando "a ver qué pasa" Cojo flores por ver cómo vuela el polen y pulso "aceptar" aunque sepa que eso supondrá una catástrofe. Me controlo, más o menos, pero a veces es más fuerte que yo y lo hago, lo hago, me arriesgo a pulsar, escribir (poesías, mails, cartas, cosas que jamás debieran haberse escrito) deshacer, manipular, apretar.

Y de apretar va la historia de hoy. Llueve. Gacelo y yo nos metemos en un portal. Pongo mi cara de "me abuuuurro" [Inciso: el 99% de (mis) las travesuras se cometen por aburrimiento o en estados de sopor] En el portal encuentro una abrazadera de plástico. Miro a Gacelo, víctima de casi todas mis fechorías, y le digo que cierre los ojos fuerte, fuerte. Le cojo dos dedos y se los "abrazo", cuidando de que los pueda sacar (no es cuestión de dejarle los dedos como para bendecir, así juntitos) Él abre los ojos. Crisis. "Y ahora ¿qué hago, bobina?" (bobina no es vaca ni hilo, es boba con amor) Pero le salvo, ya que tenía previsto eso. Pero, jo, qué rollo de experimento. Me pongo la abrazadera en el pulgar y aprieto. Aquí entra un poco el rollo reto. Gacelo me mira y yo aprieto más. "Mira, mira, soy capaz de apretarla más, mira, otro punto más" Me duele el pulgar, soy tonta, pero no lo admito. Sobre todo tengo miedo de mí, de mi mente, no tanto de la abrazadera ¿cómo se me ocurren estas cosas?

Contemplo mi obra y decido que hay que actuar o perderé el dedo (no, vale, esto es exagerar, es que quería darle dramatismo) Gacelo se ríe y yo también, pero me río menos cuando no encontramos herramienta para quitarla. Pienso en un cúter, pero mi dedo se esconde, escandalizado con semejante propuesta. Gacelo me deja unas tenazas. Yo flipo. Ni de coña lo conseguiré con eso (mi dedo está preocupado y lloroso, haciendo amistad con la abrazadera) Pero lo consigo. Mi dedo recupera la sangre. Auch (SIEMPRE hay que tener unas tenazas a mano, mis queridos amigos)

Seguí pensando un rato en mis ideas... hay que ver, estoy fatal. Soy adorable y peligrosa. Podía ser peor, creo yo (¿no?) Gacelo me dijo que eso debería servirme de lección. Qué inocente, lecciones yo. Mientras salga viva... habrá una próxima.

10 comentarios:

UB dijo...

¡Jajajajaja, pero qué mala persona eres! Como un día me hagas lo del polen...

pepeltenso dijo...

coño, con lo de apretar creía uq estabas contando otro tipo de experiencia en un portal ;-)

Edryas dijo...

Noooooo, yo con el polen no puedo jugar... y en los portales no acostumbro, juas.

amoremachine dijo...

no desesperes siempre siempre
hay una próxima...

P.C.por cierto yo me he curao...pero casí.

Reyes dijo...

Pobre Gacelo, víctima propicia por cercana de tus travesuras. Espero que luego le des besitos en las zonas dañadas.

Edryas dijo...

Yo lo cuido mucho, que sólo tengo uno. Sin embargo, por mí no tengo ningún respeto, como se aprecia en el relato. Y yo tamién sólo soy una...

Rafa dijo...

Pues menos mal que era una abrazadera y no unas esposas... que eres capaz de todo.

Gacelo dijo...

Por suerte no me quedé con los dedos como para bendecir de por vida, que a mi eso de la sotana, como que no lo veo. Es duro ser el blanco de las fechorías, pero en el fondo luego merece la pena, no es por masoquismo, es que es divertido.

P.D.: Rafa, no des ideas, no des ideas ...

Mondo Gitane dijo...

El Gacelo éste es un poco como el Pagafantas, no? Dicho sea sin ánimo de molestar a naide...

isabel dijo...

ay madre! y todo por que llovía...