jueves, 3 de mayo de 2007

MERECE LA PENA CON RECETA DE BIZCOCHO

Merece la pena perder las falanges tocando el djembé (¿o era darbuka?)
Merece la pena dejarse medio pulgar con la guitarra ("¿pero dónde está the fucking púa?") Merece la pena (y mucho) dejar la cocina hecha una mierda, como si 300 ciclones hubieran pasado por allí y 200 parejas hubieran hecho el amor sobre el fregadero, sólo por ver cómo la gente (no, no, las personas) disfruta con un bizcocho (receta adjunta abajo)
Merece la pena compartir la manta con un perro.
Merece la pena estarse en silencio diez minutos ("¡que hay más bares!") para escuchar, con guitarrita de fondo, los poemas que ya reconocemos.
Merece la pena robarle horas al sueño para acompañar Five to one siendo muchos más de five.
Merece la pena jugarse el pellejo y casi morir quemados por encontrarse la lobotomía televisiva.
Merece la pena ser feliz.
RECETA DEL BIZCOCHO AL MICROONDAS (con consejos prácticos)
Para hacer este bizcocho hay varias recetas que se pueden encontrar por internet. Yo os doy la mía, lo demás... es investigar.
Ingredientes:
2 huevos
125 grs. de azúcar (yo le echo 150, porque soy muy lambiona -golosa-)
150 grs. de harina (se puede poner la mitad de trigo y la mitad de maíz)
125 grs. de aceite de oliva (igualmente, se puede poner la mitad de oliva y la mitad de girasol)
2 cucharadas de cacao en polvo (ya sabéis, yo le pongo 3)
1 cucharada de levadura en polvo (en su defecto, se puede usar bicarbonato, pero yo aconsejo levadura. Importante, estamos hablando de levadura química, la otra es para hacer pan)
Mantequilla (o margarina) para engrasar el molde.
Lo primero que necesitamos es un molde para el bizcocho. debe ser un molde de corona y de plástico (apto para el microondas) En los chinos y tiendas del estilo venden uno que está especialmente diseñado para bizcochos.
Se baten los huevos con el azúcar y el cacao hasta que esté cremoso.
Se mezcla la harina con la levadura y se añade a la mezcla. A esto, se añade el aceite y se bate (mejor con batidora) Es importante quitar todos los grumos de la harina batiendo bien (subiendo y bajando la batidora) Esta mezcla debe quedar untuosa, como la miel, ni muy líquida, ni muy sólida.
Se engrasa el molde con mantequilla (o margarina) y se pone la mezcla anterior en él. Se mete en el microondas 8 minutos a una potencia de 450W (ya, ya, en mi microondas tampoco salen 450W, sólo 360W y 600W, pero bueno, ya a ojillo, señores)
La masa va a experimentar increíbles cambios en esos 8 minutos, que nadie se preocupe si la masa parece que se sale del molde: cuando creemos que se va a adueñar de nuestra casa, empieza a bajar.
Tras los 8 minutos hay que dejarlo enfriar. No seáis ansiosos y no lo comáis caliente, el dolor de estómago es fenomenal.
Una vez frío, se desmolda (esto es fácil, sobre todo si se ha puesto la mantequilla) A este bizcocho ahora se le puede poner nata o lo que se quiera.
En vez de cacao se le puede poner ralladura de limón, naranja, almendras... Pero esas recetas han de ser probadas en el laboratorio.

9 comentarios:

patty dijo...

pero qué bonita eres
tú y él.. él y tú
tan tó, tan nuestros...
ya era hora de conocernos, edryas
... tus sílavas creando mil palabras, tus palabras entre el humo y las carcajadas de colores, entre flores y versos sin pluma ni papel. yo ya me quedo, tía-.
quédatenos también

silvi dijo...

Merece la pena compartir la manta con un perro

Pordiós ké placer tema together

Juan dijo...

Merece la pena haberos conocido desubicados de Buko, entre caña y leña. Un abrazo.

la gallina de los huevos de oro era un perro castrado dijo...

Su receta me hizo recordar otra.

UTENSILIOS E INGREDIENTES :

* 1/4 oscuro
* 1 cama
* 2 personas(insustituible)
* 1 higo
* 1 pepino
* 2 melones
* 2 huevos
* 200 gr. de resistencia física
* Abrazos y besos al gusto.

MODO DE PREPARACIÓN:

Se introducen las 2 personas del sexo opuesto en 1/4 oscuro donde habremos ubicado la cama. Se acomodan sobre esta, y se amasan sin prisa durante 20 o 30 minutos a temperatura ambiente, añadiendo los besos y los abrazos en pequeñas pizcas. Se pueden incluir el pepino, los huevos, los melones y el higo en este proceso previo.

Cuando esté todo bien sazonado se rellena el higo con el pepino y se baten los huevos enérgicamente durante 20 o 30 minutos (será durante este proceso que deberemos añadir a la mezcla los 200 gr. de resistencia física) hasta que se forme una masa espesa en el pepino que se vierte en el interior del higo.

Tras rellenar el higo se retira suavemente el pepino, procurando que no se rompa, y se deja reposar la mezcla en el horno durante unos 9 meses. Tras este periodo de espera el niño ya está listo para servir. Si se desea otro niño se debe limpiar el molde y dejarlo reposar durante 40 días antes de empezar de nuevo.


Nota:

Si le gusta cocinar por placer, envuelva el pepino con una cubierta plástica para que no quede ningún residuo en el higo tras verter la masa espesa.

***

UB dijo...

Tengo envidia, grrr. ¡Y quiero fotos a la de ya!

isabel dijo...

mereces la pena, tú
mua

Dani dijo...

Hay que seguir kurrándose ese debate de Villa Binaria!
jejej
Qué de puta madre!
Besazos!

amoremachine dijo...

....y lleva rayadura...¡¡¡¡¡¡¡¡¡

esto es el acábose.

merece la pena.poesupuesto.

bsoles.

Marcus Versus dijo...

no sé si me gustas más tú o tu bizcocho.

(creo te prefiero a ti pa acostarme, y pa levantarme el bizcocho)

MUA!!!!!!!!!!!!!!!!