miércoles, 20 de junio de 2007

NOSOTRAS SOMOS LAS DE

Somos las que no tenemos tetas, pero un montón de fetiches en el cajón. Somos las que ponemos cara de mirar a otro lado cuando nos cuentan una mentira. Somos las que descubrimos todas las mentiras. Somos las que inventamos la palabra pelu y dejamos de usarla dejándosela a otras. Somos las que soñábamos con el chandal dorado de Yuri (ella nos abandonó y se puso guapa) Somos de diferentes edades y países, hablamos diferentes lenguas, pero todas somos las de. Somos las que dejaron de emocionarse y empezaron a decir "me abuuuuurro" Somos las que perdimos la cuenta y olvidaron qué colores combinaban. Somos las que cambiaron el patrón de "tío bueno extranjero" de francés a italiano y de ahí a la multiculturalidad UE (y parte del Coño Sur) Somos las que compramos pirámides pensando que eran mágicas y convencíamos a nuestras amigas para no sentirse estafadas. Comemos diferentes empanadas mentales y tenemos diferentes trabajos, algunas hemos muerto, otras no hemos nacido, pero todas somos las de. Somos las que escuchamos todas las canciones y acabamos diciendo "siete notas son demasiado pocas" Somos las que, engañadas, se vistieron de rosa. Somos las que no encontramos vídeos de los Doors y nos conformamos con esos montajes y retales. Somos las que se hicieron mayores el día que les dijeron que silbar era cosa de chicos. Somos las que malaprendimos a bailar salsa merengue y otros bailes latinos (tales como samba, pasodoble, cumbia y bachata) por el placer de bailarlo, olvidando que, en un principio, íntimamente, esperábamos ligar. Somos las que leímos a Isabel Allende. Somos las que compadecemos a Teresa, de Jesús, santa, Ávila. Somos las que no nos creímos el CSI hasta que apareció un negro. Somos las que seguíamos los movimientos exagerados mecánicos de autómata de los videoclips de los 80. Somos las que callamos para no tener pesadillas. Somos las que apreciamos el sonido de un banjo, aunque no podamos describirlo. Somos las que mirábamos horrorizadas a Eva Braum. Somos las que nos hacemos preguntas riéndonos de la respuesta. Somos las que discutimos con nuestra madre sabiendo que tenía razón (algunas le pedimos perdón, otras no lo hicimos) Somos las de los ambientes medievoales y los sonidos orientales y las que mandamos a la mierda a las princesas pero llorábamos con el terciopelo de sus vestidos y Kate Bush y su Sensual world. Somos las que aún saben qué color es fucsia, pero nos da vergüenza decirlo. Somos las que aún saben que una ensalada de McDonalds no es una comida sana. Somos las que no querían nada de nadie y mendigaban miradas. Somos de diferentes generaciones, tenemos caras diferentes, probablemente nos odiáramos si, pero todas somos las de.

7 comentarios:

amoremachine dijo...

os tia, tú.
esto son verdades como puños....

si.

Reyes dijo...

Eso es Gloria, esas somos todas nosotras, juntas e individualmente, solas o acompañadas, ahora, antes y mañana. La que no se encuentre, que empiece a buscarse.

UB dijo...

Nosotras parimos, nosotras decidimos. No, en serio.
¿Ves cómo captas los detalles por debajo del umbral de la percepción, que nos pasan rozando el cerebro, con la insuficiente consciencia como para escribirlos? ¡Pues tú los escribes, coño!
Va a ser verdad lo de que eres un búho...

Mondo Gitane dijo...

La verdad, que me cuesta imaginarla a Vd en plena vorágine bachatera, la verdad.

Edryas dijo...

fuuuuuuu, como el gato

pepeltenso dijo...

En chandal y bailando reggetton, pasmoso o_O

Edryas dijo...

yo no he dicho nada de reaggeton