viernes, 8 de junio de 2007

QUE VIENE STEPHEN KING (canción infantil)

HISTORIA: La siguiente canción es el resultado de mi inquietud hacia Stepehen King (no sus libros, ¡él!) La letra estaba clara. La música surgió de casualidad: una vez leía un poema de Marcus Versus, el de la momia en el jardín, y yo lo imaginaba con esta música. Algunos arreglillos más tarde, esto es lo que queda. La canción puede tener las estrofas que se quieran añadiendo partes del cuerpo, para terminar siempre con la última.


Mim
Que viene Stephen King, que viene Stephen King
Lam Re
y te come la mano,
La Re
así, así, despacito,

La7 Re
así, así, uy qué rico.



Que viene Stephen King, que viene Stephen King
y te come un pie,
así, así, despacito,
así, así, uy qué rico.




Que viene Stephen King, que viene Stephen King
y te come una oreja,
así, así, despacito,
así, así, uy qué rico.




Que viene Stephen King, que viene Stephen King
y te come la nariz,
así, así, despacito,
así, así, uy qué rico.




Que viene Stephen King, que viene Stephen King
y te come el ombligo
así, así, despacito,
así, así, uy qué rico.




Que viene Stephen King, que viene Stephen King
y te lo comes tú a él
así, así, despacito,
así, así, uy qué rico.

7 comentarios:

pepeltenso dijo...

habrá que quitarle las gafas antes ¿no? XD (¡Dios! que humor tengo, que humor)

Reyes dijo...

Hay que joderse. Yo estuve durante tiempo enamorada de la momia de Marcus, eso de que se la follara en el jardín me parecía tan ...., luego se me pasó. Stephen, ay....

UB dijo...

Que viene Stephen King y te la come...

¿Seguro que esto es para niños, Gloria?

Edryas dijo...

S.K. te come lo que quieras, pero luego te lo comes tú a él, es un rollo muy filosófico ahí donde lo ves, un tema dionisiaco total, como el Arquitecto y el Emperador, de Arrabal o El perfume.

Si algún día os canto la canción verás que es realmente infantil, ya que tiene hasta bailecito.

amoremachine dijo...

jodel
...mientras haya hambre, pués eso.

weno después de varios días haciendo el ganso este es primer blog que coment...

y esque ahora
que de nuevo cojo el lapiz y me pongo a la escritura, veo que jodel, otra vez el cancer de memoria tia, esto va ser grave...
weno pues lo anticipo en este post
aunque stephen y mí vieja sean incompatibles...


MAMÁ, NO DEJES QUE LLEGUE LA MADRUGADA

Levitas, porque caminas dos, tres metros
por encima del asfalto
pero sigues vigilado por los pájaros,
y a pie de página
te entretienes en escribir
un verso de recuerdo, de sonrisa
de unas niñas
que jugaban a la comba esta mañana.

Mientras haya sangre
en las aceras
este mundo es una mierda

Sigues en tu vuelo gorrión, y en un descuido
bajas la mirada y decides descender,
y cuando con los pies
posas por los adoquines el derribo de los sueños
doblaras el espinazo,
limpiaras el ocre de tus derrotas;
y de continuo, en el papel
encabezas
y titulas a dos tintas y seis lágrimas
un poema desolado.
No había flechas para todos
y cupido abandonó la profesión.

Honestamente,
propongo morir de amor
en una noche cualquiera.

No procede un corazón finito
en busca y captura.

Ni una mascara de silueta de primavera
que ataja por los lagrimales
para arrebatar la herencia, que no es más
que una pierna rota, un descalabro
y el camino a la pata coja hasta el cobertizo en ruinas
del primer beso.

Esto tiene precio y hay que pagarlo,
las aves piden bises,
pero no estoy dispuesto a traicionar a mi especie
y patrocinar el pacto descabellado
donde un loco ya curado
sigue en su cápsula por inercia
porque los minutos en un psiquiátrico son magneticos
y lo atraen sin remedio.

Siempre todo parte de un deseo,
y una gota de sudor desciende por el muslo,
tan desnudo y abandonado,
que quiere poner orden en tanto desasosiego…

…Una vez más, soluciones salinas
a las heridas abiertas.

Entonces, a mi me parió una madre
y nací en un setenta austero
con su uno moribundo,
cuando los milagros tenían el derecho
a imponer condiciones.

Ahora,
mientras consumo mis días,
los malos sueños y este insomnio,
devoran mis noches.


YA MAÑANA SI ESO, SIGO CON LA BUKOMUNA.

bsoles.

isabel dijo...

que viene lía,
que viene

que viene

ay ay
así

.
.
.

despacitoooo???

mua

Rafa dijo...

Me recuerda a una nana que debía cantarme mi madre (yo no lo recuerdo), pero que sin duda le cantaba a mi hermana pequeña y hasta hizo que me la aprendiera para que se la cantara yo. El protagonista era el Coco, y daba mucho miedo.


¿Por qué, mamá? ¿Por qué?