martes, 31 de julio de 2007

Una noche fui la reina de la sidra achampanada. Era un sueño, pero, como siempre, muy real. Inventábamos la sidra con burbujas y azúcar, pero le poníamos menos azúcar que Valle, Ballina y Fernández, los de El Gaitero, allá en Villaviciosa. Y pensábamos en ponerle un nombre, pero La Asturiana estaba cogido. Mi socio, vestido al estilo siglo XIX, con atuendo del país, montera picona incluida, se empeñaba en La pomuca, pero yo le decía que el sufijo -uco es cántabro y no astur. En fin, qué cruz. Pero era la reina de la sidra achampanada y era más rica que un indiano.
En el sueño, paralelamente, aparecía un bebé que cambiaba de edad, entre los 1 y los 4 años. Era una niña, muy inteligente, por cierto. A veces tenía pelo largo y yo le hacía trenzas, otras tenía pelo corto, pegado a la cabeza. Me contaba cosas y yo le acariciaba la mejilla para dormirla y le decía "¿me quieres mucho?" y ella asentía entre sueños, pero sólo para que la dejara en paz. Cuando los animales y los niños no te hacen caso es como si los dioses no te hubieran elegido a ti.
Teníamos una terraza con mesa de forja pintada de blanco y una maceta de geranios. Eso era así, menos cuando estábamos en el patio de nuestra casa asturiana, húmedo y marrón, caminando con almadreñas de haya. Patio andaluz, porche asturiano. Y la niña crece y decrece. Yo fui la reina de la sidra achampanada, pero sólo esa noche.

7 comentarios:

Yuya Lou dijo...

Yo puedo imaginarte. Más bella que todas esas burbujas tan horteras del cava. Con sabor a manzana reineta. Mmmmmm

Mondo Gitane dijo...

Yo no puedo imaginarte, veo esas afotos de los 30 kms y solamente falta el perro y la flauta... no me casan con tus textos, tan hermosos, tan crípticos, tan whatever...

Edryas dijo...

pero es porque usted es un pejuicioso encasilador donde las cosas son o peeroflauta o whatever... señor, yo no vengo en pack ¿usted sí?

isabel dijo...

"Cuando los animales y los niños no te hacen caso es como si los dioses no te hubieran elegido a ti".


y la niña sieeempre está
creciendo y decreciendo
porque la niña es una ola


mua

UB dijo...

El perro también bebe champán, y la flauta es de Van Cleef & Arpels, de oro macizo. Si hay miseria, que no se note...

Juan dijo...

Joder, voy a tener que ponerme a analizarlo... Parece que promete, manzanas, burbujas, niñas....seguro que además se estaba fresquito.... oscuro, muy oscuro lo veo.

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.