martes, 21 de agosto de 2007

Al equilibrio, a la elegancia, al homo doctus et facetus y a otros demonios europeos.

Un reino de paz acecha
y la paloma se ha vuelto carroñera.
Un reino de paz sonríe y muestra
sus dientes agudísimos.
Los ojos, todo sangre,
miran asustados los labios, todo mármol.
Un reino de paz acecha.
Ha llegado el reino de la armonía.

3 comentarios:

UB dijo...

¡Joder tía, esto es como una centuria de Nostradamus!

Mondo Gitane dijo...

El texto es suyo??? Joder, es acongojantemente bueno.
Me quito la boina ante Vd., pese al rollo perroflauta y los senderismos varios...

isabel dijo...

no me deja comentarte!!!
mestoy cabreandoooooo
brrrrrrrrrrrrrrrrrrr


culo guay
wapa