viernes, 10 de agosto de 2007

Me dicen que no diga novio, sino compañero. Me dicen que no crea en los rubios, ni en los altos, ni en los que llevan rastas, ni en los surferos, ni en ella. Me dicen que no diga amarillo, sino que matice. Me dicen que no crea en arriba, ni en abajo, ni en dentro, ni en fuera, ni en la geometría, ni en Barrio Sésamo, ni en Sesame Street. Me dicen que no les valen mis matices. Me dicen que no crea en los libros, ni en los DVD's, ni en las pantallas planas, ni en la televisión, ni en los cuadernos, ni en la poesía. Me dicen que no hable de política y que lo llene todo de comodines y sacos. Me dicen que no crea en lo que supongo, ni en lo que creo. Me dicen que no diga lo que siento. Me dicen que no crea en el pasado porque es conservador, ni en el presente porque es frívolo, ni en el futuro, porque es aburrido. Me dicen que diga. Me dicen que crea en las contradicciones, pero no me dejan enseñar las mías.


Estoy dejando de creer y no creer. Pero aún no soy antisocial. También me dijeron que fuera eso.

4 comentarios:

Mondo Gitane dijo...

Sí que le dicen cosas a Vd., debe ser muy importante... no crea en Extremoduro ni en seres con rastas o sandalias.
Crea en Elvis, crea en Sam Cooke.

Edryas dijo...

porque usté lo diga... yo creo en lo que creo, y bien puede ser Elvis (hoy) bien puede ser otra cosa (mañana)

UB dijo...

Pues fíjate que a mí más que creer o no creer me han repateado siempre las medias tintas: todo lo de no mojarse en exceso, lo de no quedar mal con nadie con tu opinión, el todo vale... Y lo de yo soy de centro.

Edryas dijo...

seeeee