martes, 9 de octubre de 2007

Que no, que no, que yo quiero el frío contacto del correo electrónico, si me contestas ipso facto y me llamas por mi nombre (como los políticos me llaman y no me llaman, qué jodidos, mis amigos) pues ya no hay frialdad y si me dices "¿qué tal las vacaciones?" o "¿en qué quedaste con Nuria?" (que, fíjense, Nuria rima con Gloria, no es por casualidad, no, no, no), si me haces preguntas personales pues ya nos convertimos en personas y no en entes létricos que era lo que éramos, sí, sí, ya sé, yo soy de esas que sube las escaleras mecánicas en marcha riéndome de la creación del hombre y desperdiciando energía, pero el último contacto es el humano, para mí, el primero.

8 comentarios:

pepeltenso dijo...

bueno ¿qué tal las vacaciones?

Marcus dijo...

pero como eres capaz de decir q quieres el correo electrónicooooo!!!

donde estén las postalessss...

besos

Alf dijo...

No tengo claro si cantarte esa de TAM TAM GO, mi Alzheimer, la de....cri, cri, cri...amor punto com...¿puede ser? ....cri...cri...cri. O mejor te mando una postal navideña para felicitarte este año la navidad, no sé, no sé, qué haré.

Violeta dijo...

...yo también prefiero las postales...

UB dijo...

O sea, sí, de acuerdo en lo de la gente guadianesca, pero anda que no es díver cotillear en la sobremesa vía msg, jojojojo (risa maléfica).

Edryas dijo...

Creo que ha quedado sobradamente demostrado que prefiero las postales.
Igual es que hay algo más.

amoremachine dijo...

superafavor

de las postales.
siempre

pepeltenso dijo...

pues yo estoy preparando ya la segunda edición de postales (por cierto Marcos, me debes dos)