viernes, 16 de noviembre de 2007

NOCHARNIEGO

Algo (yo sé qué es)
me hace girar la cabeza hacia 1956
donde vamos en moto melena niña pijo rubia al viento
que hoy le ha dado por sentirse revolución (como si conociera a esa señora)
sensaciones contradictorias pero coherentes este verano
en que los trinches están asaltando caminos por pura melancolía.
Vuelvo
porque a veces, cuando él quiere, se convierte en momia
y yo, ñam, en Marcus Versus,
manido, pero efectista, así ha de ser. Me pega yo ser él.
Mi cabeza en tu espalda corriendo en moto sin ruedas,
te voy quitando las vendas.
Conflicto aproximación/negación
entre tu cama y la mía,
toda casa ajena me es preferida.
Soy quien ves, no quien imaginas
y soy mucho más de lo que podrías imaginar.
Sólo piensa, como un sabio japonés,
que es más fácil cambiar tus zapatos que alfombrar la tierra entera.
Todos los demás, en resumen,
son ventanas emergentes de publicidad.

5 comentarios:

isabel dijo...

soy qien ves
no qien imaginas
y soy mucho más de lo q pudieras imaginar


(desde luego)
en moto con una momia y siendo marcus verussussss????
la que se podría liar!
jajajajajajaj


mua

Mondo Gitane dijo...

Vamos, que no hay trato.

UB dijo...

¿Otra parafílica? Joder, ya creía que con un follamomias teníamos bastante...

Alf dijo...

Soy quien ves, no quien imaginas
y soy mucho más de lo que podrías imaginar. Reconoce que te ha quedado esta frase muy Kundera. Es brillante. Es muy romántica. Eres, simplemente genial. TU fiel lector.

amoremachine dijo...

esque el versus
cuando muerde contagia.....



¡¡¡¡ojito con la luna llena¡¡¡