lunes, 26 de noviembre de 2007

Nos aterran las cortinas y los hijos, somos de la nueva escuela utilitaria teñida de lirismo insoportable. Plástico y goma, nada perenne, cobardía.

Nos aterran las cortinas y los hijos y decimos que somos modernos, para qué echar más niños al mundo. "Yo no me preocupo de las casas de muñecas", decimos rizando nuestro pelo. Plástico y goma, egocentrismo...

Acaricio tu cabeza y sé que tendré cortinas, que tendré hijos, que se morirán todas las muñecas.

9 comentarios:

Juan dijo...

Bonito y valiente, como tú.

Víctor Sierra dijo...

Qué bonito.

(Juan, me lo has quitado de la boca :P)

Violeta dijo...

Qué bueno

O sea, es un poco en plan:

sí, VALIENTE

y SINCERO

Me gusta mucho lo de "las cortinas y los hijos"

Creo que es un poema de amor en toda regla.

Precioso

UB dijo...

Pues a mí me gustan las cortinas.

pepeltenso dijo...

a mi me gusta superman

Yuya Lou dijo...

A mí no me gustan las cortinas. Pero las intenciones, las tuyas, las cuelgo yo delante de mis ventanas, para que les de el sol.

isabel dijo...

teqiero

gsus dijo...

es triste
pero es así.

silvi orión dijo...

http://youtube.com/watch?v=VLUJZv3jfN0&feature=related