viernes, 30 de marzo de 2007

A LO JEAN-PIERRE JEUNET (sobre personas)

Me gustan las personas que te invitan. No me refiero a la gente que paga lo que tomas (que también, claro) sino, simplemente, a la gente que te llama y te dice "ven", sin más, sin ceremonia.
Me gustan las personas que no esperan un tiempo X (establecido en alguna ley que no me he podido leer) para empezar a llamarte amigo.
Me gustan las personas que valoran tu experiencia mediocre y no se dejan engañar por el brillo de las ciencias ocultas, llámense "soy un tío guay", "voy muy a la moda ¿se nota?" y otras.
Me gustan las personas que me tocan porque sí.
Me gustan las personas que me hablan de poesía.
Me gustan las personas que me hablan de ciencia.
Me gustan las personas que se apasionan, pero sin v de vehemencia.
A veces, me gustan las personas como yo.
No me gusta pedir permiso para todo ni las personas que piden permiso para todo.
No me gustan las personas que se quieren aprovechar de mí. Vale que mi buffet es libre. Pero nada de take away. Respetadme la cocina, el chiringuito está muy agotado ya.
No me gustan las personas con la mente tan cerrada que son incapaces de comprender los errores propios y ajenos.
No me gustan las personas que simplifican lo complejo y dificultan lo simple. Lo primero hace que todo pierda matices y encanto y vida. Lo segundo corrobora mi idea de que hay gente que es feliz siendo triste.
No me gustan las personas que se quejan por todo, que discuten (no, discuten no, disputan) por todo, que se ahogan en un vaso de agua y, encima, te echan la culpa.
A veces, no me gustan las personas como yo.

jueves, 29 de marzo de 2007

Olvido los actos reflejos como localizar buzones o guardar todas las moneditas de cobre para comprar sellos. Sí, esos actos que hacía como parpadear o pensar, que eran parte de mi vida como usar la mano izquierda o tocarme el pelo.


Sonrío, así es como deben ser las cosas. Aunque yo no haya tocado nada y otros tiren los dados, soplo en la mano del destino para desearle suerte. Soplo y arde. "Gracias, princesa", me dice. Y me corta en dos. Pero yo ya sé vivir así, sé que cada pedazo robado se regenera, así que, pese al ulular del viento en mi pecho, suspiro para sacarlo fuera y sonrío. I'm fine.


No es la primera vez, ni será la última, así que, aunque me importa, lo veo como algo más de la vida, como los peces que se mueren, como los discos que se rayan. Es como la méthode de français: c'est la vie. Y ya casi no duele. Claro que se echan de menos cosas, que quizá merecían la pena, pero he hecho limpieza con la escoba que me han dado.

Y no te preocupes, rendirse es lo normal en estos casos. Lo normal, lo humano.

Y, sí, estoy bien. Esto es lo que pasa cuando una carta sin vuelta se convierte en una carta sin ida.

miércoles, 28 de marzo de 2007

LUPUS ET AGNUS IN FLUVII RIPA AQUAM POTABANT

[Mi fábula favorita. Elimino la moraleja que rompe el final. Un final muy recurrente en los tiempos que corren, por cierto]
Un lobo y un cordero bebían agua a la orilla de un río. En la parte de arriba se puso a beber el lobo. Mucho más abajo, el cordero. El cordero era inofensivo e inocente, mientras que las astucia del lobo era grande, así que buscó una excusa para devorarlo.
-Por tu culpa el agua está turbia -dijo el lobo.
-¿Cómo puede ser eso que dices, lobo? -replicó el cordero -. El agua corre hacia mí desde donde tú te encuentras.
El lobo vio que el cordero decía verdad, así que clamó:
-He sabido que hace seis meses hablabas mal de mí.
-Todavía no había yo nacido.
A lo que el lobo respondió:
-Pues sería tu padre.
Y, al punto, mató al infeliz cordero.

lunes, 26 de marzo de 2007

EL DÍA DEL ESPEJO

Contra mi política de publicar dos cosas un mismo día, quiero escribir sobre el espejo, como Dani Herrera (A.P.) nos propone (propuso, pero yo no estaba)
Mi imagen en el espejo no me gusta ni me disgusta, sencillamente porque no la reconozco. Me impresiona, como algo nuevo, como las mujeres desnudas, como cuando Gacelo sabe lo que estoy pesando o dice algo divertido.
Me miro y no me creo. Tengo un caracter que juega a doble o nada, o gusto o amargo, o me felicitan o me escupen. Y mi imagen en el espejo no me devuelve señales, sólo una cara que cambia a cada rato. Y si me quedo mirándola muy fijo en la penumbra, se convierte en una cara monstruosa que, por suerte, tampoco reconozco.
La mayoría de las veces creo que, simplemente, el espejo son los demás reflejándote. De ahí la importancia de la confianza para vernos de verdad.

DECLARACIÓN DE INTENCIONES

Me gustan los perdedores (loser), pero no los flojos (loose). No creo en la fuerza (ni en la bruta ni en la otra), pero sí en la voluntad (si alguien ha leído La voluntad sabrá por qué es importante tener voluntad) (no, no sólo para leerla)
Por eso me gustan los perdedores (loser), porque perder o ganar, al final, no importa (¿quién gana el duelo a motor en Rebelde sin causa? Un ejemplo)
Pero no me gustan los flojos (loose) porque todo se les hace un problema, en vez de ir a buscárselos ellos voluntariamente.

(Por una vez la eterna Sally no tuvo razón: no todo el mundo ama a los ganadores)


miércoles, 21 de marzo de 2007

LO DE ARRIBA DE MI CAMA (VI)

El ruidito tuvo otras semanas de silencio. Muchas. Pasaron meses. De hecho ya ni me acordaba de él, de no ser porque en mi blog veía estas entradas. Pero volvió, ligero, tímido, pidiendo permiso. De pronto me encontré feliz. Todos los nervios que me había ocasionado, las noches sin dormir por la curiosidad... ya me daban igual, el ruido había vuelto, otra vez era eso de arriba de mi cama. Pero paró muy pronto, fue un mínimo sonido.
Unos pocos días después empezaron a hacer una obra en las aceras de mi barrio. Las máquinas taladraban el suelo y hacían temblar (literalmente) las paredes. Una mañana me desperté sobresaltada pensando que la ventaba se había roto del temblor. El ruido de las máquinas no se parecían en absoluto al ruido de encima de mi cama, que era algo que sonaba vivo, intenso pero a bastantes menos decibelios.
Cuando las máquinas acabaron supe, con total seguridad, que lo de arriba de mi cama había desaparecido para siempre. Fuera colonia de insectos, cortina enganchada, araña tejedora... se había marchado, ya que nadie se queda a vivir con un martillo hidráulico si puede evitarlo. Se había marchado, sí. Al menos hasta la próxima vez.
FIN (... O NO)

lunes, 19 de marzo de 2007

Para buscar la suerte
hay que ser optimista
no se ganó Zamora en una hora
ni Roma se quemó en un día
(y empiezo a pensar
en el hambre, en el asedio,
en los cuerpos calcinados de los romani cives,
en la carne deshecha
y en la agonía que duraba ya
meses y meses
¿cuánto hubieran dado
por una sola hora y un sólo día?)
Optimismo, entonces,
olvidarse de todo,
no reconocer la cara en el espejo,
ir corriendo a todos lados,
cuidado,
el miedo no está tras nosotros,
no lo alcances.
Suerte,
con una poca
dejas de pensar veinticuatro horas.
Creo que me hubiera gustado
vivir en Tecnicolor
donde todo era maniqueo y sencillo
con un par de matices para los Oscar.
O, puestos a pedir,
dejadme ser como soy
educada, sonriente, destroza-mi-vida
un poco de empatía
y estaríais muertos.
No me reduzcáis a este cuerpo
ni a lo que digo con pinceles,
mi cara miente,
también mis palabras,
pero es todo lo que tengo
ante vosotros los hombres.

sábado, 17 de marzo de 2007

"AMAZING JOURNEY" en "CON CARA DE LOSER"

"En donde se narra una excursión a Montejo de la Sierra en marzo del 2007, con menos peripecias de las necesarias para una gran historia, pero con más de las soportables..."

viernes, 16 de marzo de 2007

BUENOS-BUENÍSIMOS, LOS BUENOS QUE DEBIERON MORIR (IV)

Si algo nos han enseñado los cuentos infantiles, además de que no hay que hablar con extraños, es que las desgracias familiares nunca vienen solas, pero siempre se compensan:
BLANCANIEVES (Blancanieves y los 7 enanitos)
Blancanieves se queda huérfana de madre. Su padre, un pobre viudo, decide desposar a la señora Bruja (que tenía poca vista, el señor, porque canta que no veas, pero, claro era reina, a ver quién compite contra eso) En mi opinión, esta buena dama es una incomprendida, víctima de la mezquindad de una población que no la entiende (todos los cuentos, y más los de brujas, son así: la bruja siempre es la diferente. Para saber más acerca de mis ideas sobre cuentos y cuentistas ver esto) Cuando el padre muere se quedan solas la madrastra ("mubuajajajaja") y la hija ("jo, o sea, soy débil") y la madrastra, que no ha sido querida en todo este tiempo, ni siquiera por el frío espejo, se la quita de en medio (sí, eso dice poco a su favor, es cierto, podría haber ido a Corporación Dermoestética para hacerse más bella, o algo)


BONDAD: 9, dulce, cariñosa, buena hija, no se queja... Un ángel.

PODER: 3, ejem, se la cargan sin que ella pueda hacer nada.

CANDOR: 7, una cosa que nunca me quedó claro de este cuento: si es una niña, ¿por qué el príncipe se la calza? Cosas de la antigüedad. ¿Y esa extraña relación con 7 hombrecitos? Eso ha alimentado más pelis porno que las mujeres policía.

CONTROL: 2, aparte del hecho de que la maten, es que la tía es toooonnnnta. ¿De cuándo se aceptan manzanas de viejas con mal aspecto?

FÍSICO: 9, el espejo ya lo dice: es la más bella "con el cabello como el ébano y la pelo como nieve recién caída" Puaj.
TOTAL: 30, y que a esta gente todo le salga bien...

miércoles, 14 de marzo de 2007

OTRO SUEÑO

[Otro de esos sueños que mi mente me regala]

Estaba yo enamorada de un chico (que, por supuesto, no era ningún chico real ni conocido, sino la mezcla de todos los que conozco) Todo muy adolescente, muy intenso, muy bonito.

Zona costera (de hecho se oía de lejos una radio que decía "para la mejor gente de la zona costera") Se supone que Mallorca.

Mi "novio" y yo paseábamos por la playa. Él iba siempre con un ordenador portátil porque tenía que calcular cosas. Yo iba con dos pares de medias por la playa. Claro, se me rompían todo el rato. Él me decía "qué raro, si tú nunca llevas medias" y yo pensaba "oh, hombres, no se enteran de nada" Porque yo me había puesto las medias para agasajarle (ya ves tú el agasajo)

Escena segunda: yo en la playa. Playa familiar atiborrada. Yo, como sólo puede ser en los sueños, desnuda, pero en plan natural (y tan natural...) Empiezo a caminar por las casitas de alrededor, todas con jardín y perro. Los perros empiezan a ladrarme y a perseguirme. Aquí creo que es importante la desnudez: desnudo uno se siente menos acorazado contra los colmillos. Entonces mi consciente recuerda que los perros asesinos suelen estar atados, ta-chán, cuerda al cuello de los perros. Pero el subconsciente todavía tiene un truco: las cuerdas son larguísimas y me alcanzan.


Pero salgo viva de esta. Contemplo la panorámica de la playa vista desde las casas, eso es, desde la altura. Jardines con cactus, piedra encalada, pinar, el mar azulísimo debajo (sí, algún que otro complejo hotelero...ni en sueños me olvido de estas aberraciones)

Escena final. Mi "novio" y yo tumbados en la arena de la playa. Está anocheciendo, la gente se ha reunido para ver el ocaso. Todo el mundo aplaude cuando el sol se mete en el mar (realista a tope) Le confieso a mi "novio" que me aburro como una ostra en la playa. Prometemos seguir siendo amigos...


(qué guiones se está perdiendo Hollywood... o Dogma 95)

lunes, 12 de marzo de 2007

(siempre por versificar) (pero siempre es mucho tiempo)

Existe un problema de cálculo, de discalculia, de distancia entre cosas... Existe un problema entre los de aquí y los de allí porque los deícticos son allí cuando te vas y aquí cuando me voy. Los deícticos engañan siempre que te despistas: ayer, la víspera, pretérito compuesto... siempre un punto de anclaje que no se agarra a ninguna parte. Como tú, como yo, como nosotros que siempre somos respecto ("porque nunca es uno el que se crea su túnica" o algo así, nunca recuerdo mis poemas, es un caso que me ocurre)


También existe crispación, porque hay "corteceros" (que no co-terceros, ni trois-huit, ni nada de eso, tecnicismos, nomás) que son los que se quedan en la corteza, en lo superficial, y matan por una costra que parece que ha insultado a su madre y engarfian sus manos y mesan sus cabellos (como en los cuentos antiguos) por un señor que les toca muy de lejos o ni les toca porque, en el momento decisivo, cuando estás dispuesto a dejar que te toque desde los pulmones hasta el rabo de la tripa, este señor les llama por su segundo nombre, ese que nunca utilizan y que esconden. Y aún peor es cuando les llama por su segundo nombre al enviar la propaganda electoral: "Estimada Gloria María, para ti que eres joven..." Y yo no sé quién es esa Gloria María, porque me he cambiado el nombre muchas veces. Aunque por desgracia nadie me lo ha cambiado nunca, que es lo que yo siempre hubiera querido.


Y existen emociones, agolpadas, desesperadas... sin darnos cuenta de que

un día

todo

se irá.

Entonces...

¿qué ocurre cuando no sientes nada?

sábado, 10 de marzo de 2007

Está claro:
soy demasiado tímida
para la gente extrovertida
y demasiado extrovertida
para la gente tímida.






Encrucijada, Mario Éberon

viernes, 9 de marzo de 2007

COSAS DE LA ALDEA (II-2ª parte)

ESPECIAL EDIFICIOS MISTERIOSOS (2ª parte)

Me enteré hace poco por medio de los profesores de la Escuela de idiomas de que, en el edificio central, de 5 plantas, la 4ª y la 5ª siguen tal cual estaba el centro penitenciario-social, es decir, con las camas, las puertas con cerraduras y hasta los cromos del Barça que alguna niña debió pegar. También están los expedientes del Ministerio de Justicia, expedientes de chicas que aún viven en la aldea... Pero lo que todos afirman sin risas ni temblores es que cada vez que suben arriba a recoger algo de material encuentran algo cambiado: una puerta abierta, un somier movido... Las ventanas cierran mal, a veces entran palomas..., pero las ratas del aire no mueven camas. Los profesores no dicen que sean fantasmas, simplemente dicen lo que ven: las cosas se mueven sin que ningún humano conocido intervenga. ¿Okupa, fantasma, súper-paloma?
La parte prosaica del edificio es la que nos habla d su adquisición y compra-venta. La finca fue donada para labores benéficas (de ahí que a las monjitas se les ocurriera montar un reformaniñas) Cuando la Comunidad de Madrid se apropió el terreno para hacer guarderías (con centro de acogida para niños), la Escuela de Idiomas, etc., los herederos dijeron "ah, no, no, no, o benéfico o pa nosotros" (NOTA: terrenos, fincas, inmobiliarias... 52% de las acciones del infierno) Cada vez que el juzgado da la razón a los herederos, la Comunidad recurre. Así llevan 15 años.
Por otro lado, esto trae otros problemas, sobe todo para los usuarios de las instalaciones. O sea, como la propiedad pende de un hilo (cualquier día vienen los sobrinitos aprovechados y nos echan) la Comunidad no se gasta un duro en arreglar cosas. A modo de ejemplo, hablaré de la calefacción. Se trata de un calefacción central que comparten varios edificios (la Escuela de Idiomas, la guardería y creo que la escuela de adultos) Estamos hablando de muchos metros cuadrados y, sobre todo, estamos hablando de una calefacción que tiene que estar encendida incluso cuando no hay curso escolar porque muchos niños de la guardería viven allí (ya he comentado que es un centro de acogida también) y por las noches no se pueden quedar sin calefacción, ni los fines de semana, ni en Navidad... El presupuesto de calefacción seguramente sobrepase al de Educación.
A veces la realidad sobrepasa a la ficción. Pero ya podía aparecerse Almudena en las horas tórridas de la tarde...dicen que los fantasmas dan frío ¿no?

jueves, 8 de marzo de 2007

COSAS DE LA ALDEA (II-1ª parte)

ESPECIAL EDIFICIOS MISTERIOSOS (1ª parte)

[La siguiente edición de Cosas de la aldea
ha sido dividida en dos para mayor comodidad de los lectores]
En muchos municipios hay edificios, casa abandonadas, lugares que podríamos denominar sórdido-misteriosos. La aldea, por supuesto, tiene los suyos.

Uno de ellos está en la avenida de la Constitución. Yo dudo que nadie se fije en él, pero yo ya me he fijado muchas veces. Se trata de un edificio de 3 plantas, abandonado. Desde fuera lo único que podemos ver es el portal, de mármol rojo, con columnas de alabastro y macetas con plantas muertas. De pequeña pensaba que vivía gente en él. Gente rara y/o perversa. Ahora que soy más valiente (y he comprobado que sólo viven gatos) me hubiera gustado entrar, pero hay unas barreras.

Otro misterio es el mosaico de azulejo que se puede apreciar en la plaza de Fernando VI. Yo digo que fue una antigua pescadería (teselas azules y verdes sólo puede ser una cosa) Aunque quizá fue un baño adosado a la casa y que tuvo que ser derribado para poder hacer una acera en la plaza.

Pero, sin duda, el edificio más misterioso es el situado en la calle de la Presa número 2. El edificio consta de varios módulos. Cada módulo tiene diferentes alturas. Hoy día cada módulo se usa para un fin: escuela de adultos, escuela oficial de idiomas, centro de juventud, sala de exposiciones... Pero hace años, este edificio era un centro para "muchachitas descarriadas", algo así entre orfanato y reformatorio. El centro se llamaba Nuestra Señora del Pilar y se trataba de un centro de máxima seguridad donde estaban recogidas chicas de entre 12 y 15 años. En centro tiene dos torres. Una de ellas era usada para aislar a las niñas malas (espero que no sea la de la escuela de idiomas...aunque bien pudiera ser) En 1983 una chica de 15 años murió al intentar fugarse (saltó desde el tercer piso) Se llamaba Inmaculada y era de Málaga. Aunque el hecho nunca se aclaró, ya que la muchacha iba en ropa interior y las puertas del centro se encontraban abiertas. Finalmente, el centro fue cerrado.

Voy todos los días a la torre más alta del antiguo reformatorio, la que hoy es escuela de idiomas. Si subes a la tercera planta (la destinada a alemán) te encuentras que, en las escaleras, hay una cadena, es decir, no se puede seguir subiendo a las otras plantas de la torre.

Una vez se fue la luz en clase de francés. Yo temí que la pobre Inmaculada saliera en forma de psicofonía. (Continuará)

lunes, 5 de marzo de 2007

PERSPECTIVAS, POSICIONAMIENTOS Y PALABRAS COMO SACOS

Las palabras son como sacos: se van llenando de connotaciones, de harina cursi, de trigo antipático, de cebada terrorífica... De ahí todas las palabras tabú. Pero no voy a hablar de los tabúes, sino de algunas palabras que no son exactamente tabú, pero se usan con reparo o dando tantas vueltas que uno ya no sabe lo que dice.
Una de estas palabras es NOVIO. No sé cómo estarán hoy las cosas, ya que no hablo mucho del tema, pero hubo un tiempo en que muy poca gente decía que Fulanito era su novio. Por un lado, nada que decir, cada uno sabe las relaciones que tiene con el tal Fulanito, si es tu amigo jodible o tu amante escuchante o yo-qué-sé-qué. Lo divertido del asunto son las vueltas y revueltas evitando decir la palabra novio, demasiado formal: "es el chico con el que salgo" ¿y eso qué significa?, ¿que pasáis el rato y ya o qué? Vale, no mucho que decir ante esto, al fin y al cabo todos entendemos lo que es "salir con alguien" Pero he llegado a escuchar declaraciones como la siguiente "¿es la persona con la que interactúo?" ¿¿¿??? Yo interactúo con el panadero, hasta hacemos transacciones (uo!) y, se me perdone mi catetez, no es mi novio (ni-se-le-parece, no xodas)
Pues e ahí la palabra NOVIO, que significa casi marido para algunos, persona con la que compartir cosas para otros. O ser humano con el que se realizan transacciones de tipo psicológico.
Otro gran triunfador es el uso del masculino para abarcar a entidades de ambos sexos. El género masculino, el no marcado por antonomasia, de pronto, se ha connotado negativamente. "Decir ciudadanos no nos incluye", dicen algunas mujeres. ¿Y qué culpa, oh señoras, tiene el español de no tener neutro? ¿No les es lo mismo incluirse en el masculino, que no es más que un masculino general?
Ciertamente, el lenguaje puede ser un arma y, por qué no, un arma machista. Pero ¿hasta dónde va a llegar la moda de reduplicar los sustantivos? ¿Hasta votantes y votantas? O como leí el otro día en el periódico: un orador en su discurso dice "... porque nosotros y nosotras..." Señor mío, usted NO es NOSOTRAS. Y si quiere serlo, se lo busque, pero entonces no será nosotros.
En fin, nada de v de vehemencia, pero chorradas... las justas.
He de decir que yo no estoy libre de este mete-saco y también tengo mis manías. Jamás, jamás digo "adiós" sin estar enfadada. Y detesto la palabra "tolerancia" Te tolero, te permito estar aquí, pero no me molestes.
Ejemplos como estos hay a paladas. ¿Alguien quiere aportar algo?

domingo, 4 de marzo de 2007

SÍSIFO ERES

(Sobre el dibujo La vida pesa, de Dabiz del Reino)


Sísifo eres
aunque no lo sabes.
Sísifo siempre
continuo y rutina.
Sísifo que carga su silencio, el silencio
esa locura sin oxígeno.
Sísifo eres
sin izquierda, ni derecha
sólo vertical, sólo arriba.
Sísifo astuto
demasiado listo para este mundo.
Sísifo eres, hombre
que huyes de la muerte.
Sísifo que lo consigue
pero eterno su alto precio.

Sísifo que se engaña
con las águilas libres
donde Prometeo destrozado
calcula el peso de la vida en roca.

jueves, 1 de marzo de 2007

FISH ARE CALMER IN DARK LIGHT

Esta historia es casi irreal

Volvía con la bolsa en la mano. Acababa de comprar un pez. Un pez de agua fría, un carpín dorado. Sólo que este era blanco por completo. Era curioso porque según cómo le diera la luz se veía azul o anaranjado. Cosas de escamas. Se le transparentaba el cerebro. Eso me impresionaba mucho. No me daba asco, al contrario, me daba una tremenda ternura... Parecía tan frágil.
Este pez iba a sustituir al recientemente fallecido Evo II, también carpín, de velo blanco y cuerpo naranja. Estaba yo pensando si llamarle Evo III o cómo. Sus compañeros de acuario por el momento, eran Amenofish III (el pez ameno) y Nazario II.
Me gustan los peces de agua fría, aunque Rafa diga que son terotológicos (monstruosos) por culpa de la cría selectiva japonesa. Pero, qué voy a hacerle, yo soy bastante terotofílica. Mi afición a los carpines es algo que va más allá del gusto por los acuarios.
En la bolsa donde te ponen el pez te dan unas instrucciones de cómo introducirle en el acuario, ya que se trata de una experiencia traumática para los peces, como nacer para los humanos (sólo que en nuestra bolsa no hay instrucciones... o quizá sí las haya y nadie las lee). Yo sigo estas instrucciones a medias, ya que con los peces de agua fría es un poco más fácil. De pronto pienso que soy un pez tropical encerrado en un cuerpo de pez de colores: todo parece fácil conmigo, pero no lo es. En la bolsa dice que los peces están más tranquilos en penumbra, así que hay que evitar una luz demasiado brillante. Recuerdo un texto de clase de inglés (siempre son textos interesantes, especialmente los que tratan sobre animales o psicología) que decía que si dejas a un goldfish en una habitación oscura acabará volviéndose blanco... como Evo III.
Me disponía a cruzar la carretera (¿no son una estupidez los chistes de por qué X cruzó la carretera?) pero un coche se salta el semáforo, yo me sobresalto, cosa común en mí ya que suelo ir muy metida en mí misma, y la bolsa con el pez se me cae al asfalto, el agua se derrama, Evo III boquea. Le quedan horas para morirse, pero la muerte es segura, puesto que no puedo recogerlo y meterlo en cualquier sitio. Necesita agua, sin cloro, en óptimas condiciones. Se va a morir... y va a hacerlo lentamente. Qué medio más hostil es el aire, recuerdo que pensé. También pensé que a mí también me quedaban muchas horas para morirme, días, años... pero la muerte era segura.