martes, 11 de marzo de 2008

Llevas cien años discutiendo a golpe de piedra
en el sindicato de la risa oscura
oscura comedia.
Subsistiendo del aire que desechan los otros
que deshacen las vírgenes
íntimas, escondidas en un misterio fácil.
Primero buscaste la cábala contando ventanas,
luego amaestraste lombrices, pocas sobrevivieron.
Últimamente negocias con la voz azul profunda.
En algo hay que estar,
por algo hay que entretener al espanto.
Vas cuidando no caer en lo irreal,
demarcas y agrupas sueño con sueño,
el cerebro más pastoso cada vez.
Al trabajo de vivir
no le arriendo la ganancia.

5 comentarios:

isabel dijo...

en algo hay que estar
así que mejor en lo que queremos


elotrodia
estabamosdiciendo
querespreciosa
tushermanas

A.V.G. dijo...

La vida es un trabajo peligroso. A veces hay que sobrevivir y aprovecahrse de los réditos que nos da la propia vida.

Como tus letras (;) halago)

De quién es la expresión no le arriendo la ganancia? , me suena al siglo de ORO español (XV o XVI).

Juan dijo...

Entretener al espanto, no less. Quite right. X

Henry J dijo...

Que nadie te preste una ametralladora...

Oyes? tengo que probar una cosilla..ya te cuento.

gsus dijo...

gloria
deberias de instalar un antitonto
en tu blog.
te es necesario cielo.
----------------------------------
"Al trabajo de vivir
no le arriendo la ganancia".
je esto me suena
a sábado a mediodía cuando como
con mi vieja, en serio, no por la frase en sí, si no porque tiene un montón de parabólas y chascarrillos, un día voy hacer una recopilación del tema madre de jesús, que no es maría.